Tejados de un pueblo con panorámica y niebla de fondo

Los 8 pueblos de España más fríos en verano para escapar del calor sofocante

Si eres de los que ama viajar, estos destinos te alejarán del incesante calor

La llegada del verano no siempre es una buena noticia, sobre todo, para aquellos que aborrecen el calor y no pueden mantenerse insensibles ante las continuas olas de calor. Por ello, cada vez son más los que optan por aprovechar sus vacaciones para retirarse a los puntos más fríos de nuestro país. Si tú también quieres ser uno de ellos, no dudes en consultar la lista que recoge los pueblos más fríos.

Conoce los 8 pueblos más fríos de España en verano

A continuación, te ofrecemos una lista de los pueblos más fríos de España. Además, la mayoría de ellos ofrecen actividades al aire libre que te mantendrán ocupado durante tus vacaciones.

1. Ezcaray

Ezcaray es un municipio de La Rioja, situado en un valle cercano al Sistema Ibérico. Aunque su población no es muy numerosa, aproximadamente 2000 habitantes, lo cierto es que son capaces de soportar el verano sin altas temperaturas.

Al parecer, su temperatura media en verano es tan solo de 19 grados, una cifra de lo más cómoda para soportar el verano sin calor, pero sin experimentar frío. La mejor fecha para visitar este pueblo es el 10 de agosto, pues celebran el patrón de la ciudad. Si quieres huir de la calor asfixiante... no dudes en visitar este pueblecito.

2. Griegos

En Teruel encontramos uno de los pueblos más fríos de España y no en vano, pues en verano su temperatura media es de 18,3 grados. Como en el anterior, es una cifra de lo más llamativa para aquellos que aborrecen el calor.

Además, hace tan solo un año, los habitantes de Griegos ofrecían lo siguiente: "La posibilidad de trabajo y tres meses gratis de alquiler: Con un alquiler de tan solo 225 euros, al que restaremos 50 por cada hijo en edad escolar". Pues su intención era conseguir que dos familias se mudasen para salvar la escuela del pueblo.

3. Isaba

La posición de este pueblo es estratégico, ya que al encontrarse en el Valle del Roncal (Navarra) es muy complicado que haga calor. Los habitantes y excursionistas más adeptos de este pueblo recomiendan pasear hasta la ermita de Idoia. Incluso en los días más calurosos, sentirás que puedes ejercitarte sin sentirte cohibido por las altas temperaturas.

4. Puebla de Lillo

También conocido como Pola de Lillo, este municipio perteneciente a Castilla y León no llega a los 700 habitantes. La temperatura media, en verano, no asciende de los 18 grados, así que es ideal si buscas refrescarte. Asimismo, el pueblo cuenta con una estación de esquí llamada San Isidro, un punto de concentración muy concurrido en invierno.

5. Islas Cíes

Aunque sea sorprendente, sí, es posible huir del calor en islas. En este caso, las islas Cíes son un archipiélago perteneciente al municipio de Vigo. Cuenta con unas playas de aguas cristalinas y arena fina, opciones verdaderamente atractivas. Además, su temperatura media en verano no suele superar los 14 grados.

6. Bellver de la Cerdanya

Y aunque las islas suenen como un destino paradisíaco, volver a las montañas también es buen plan. En este caso, en Bellver de la Cerdanya la temperatura media es de 19 grados en julio, uno de los meses más calurosos del año.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Al mismo tiempo, podrás visitar Talltendre, una entidad de población que se encuentra en el mismo municipio y que cuenta con una temperatura media de 5'2 °C. Lo más sorprendente de Talltendre es que en 2007 solo contaba con 4 habitantes.

7. Alp

Continuando por Cataluña, podremos encontrar Alp (Girona). Normalmente, su temperatura se mantiene sobre los 24 grados durante verano, por lo que numerosos turistas aprovechan esta oportunidad para practicar actividades al aire libre. Además, si te gusta la historia deberás saber que contiene muchos lugares de interés, entre ellos el conocido Dolmen de Paborda.

8. Cercedilla

En la Comunidad de Madrid hallamos Cercedilla, un pueblo de menos de 7.000 habitantes. En verano, las temperaturas mínimas son de 11,4 grados y las máximas de 20,4 grados.

Seas de Madrid o no, debes aprovechar y visitar este pueblo tan especial. Tienes que saber, además, que en verano se suele llenar de gente de fuera, por lo que hay mucha más vida de la que te podrías imaginar.