Un logo de Mercadona verde y naranja en una tienda

Mercadona anuncia la retirada de un popular producto del desayuno al recibir un aviso

Mercadona ha retirado este producto por razones de seguridad alimentaria

Cuidado con un producto bastante común en las despensas españolas. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha lanzado un comunicado en el que avisa de que su consumo no es apto para un grupo de personas.

Se trata de un lote de galletas de la marca Hacendado, en las que se ha encontrado un alérgeno que no aparece en el etiquetado. La misma cadena de supermercados ha pedido a los usuarios revisar, en caso de tener el producto, si forma parte del lote afectado.

Las galletas Hacendado de las que han retirado un lote

Tanto el comunicado de la AESAN como el de Mercadona advierten sobre la posible presencia de un ingrediente no declarado en las galletas. Se trata de las galletas Relieve, de la marca Hacendado.

Estas se comercializan en las tiendas de la cadena valenciana en paquetes de 645 g. Son reconocibles fácilmente por su logo de color rojo, pues aparece el nombre "Relieve" en el centro de su embalaje.

Montaje alerta Mercadona
Las galletas contienen un ingrediente que no aparece en el etiquetado | España Diario TIPS

Muy popular entre los clientes de la cadena, destacan por su sabor. Es muy común que sean consumidas para desayunar o merendar, conformándose así como uno de los productos favoritos entre los clientes. El mismo proveedor de este producto, Cerealto Siro Foods S.L, ha sido quien ha comunicado la posible presencia de trazas de avellana.

No obstante, esta situación afectaría únicamente a un lote, el L012256 031000P con fecha de consumo preferente el 06/2023. En caso de dudar, los clientes podrán reconocer el lote de su producto consultando el propio embalaje.

La información sobre esta alerta ha sido trasladada a las autoridades competentes de cada comunidad. Un hecho posible gracias Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), desde donde se aboga por la retirada de productos afectados.

Mercadona se ha pronunciado sobre esta alerta

La cadena valenciana ha publicado una nota que recoge información relevante sobre dicha alerta. En ella, declara que el lote afectado se ha distribuido exclusivamente en 70 tiendas. Asimismo, la cadena ha confirmado las medidas tomadas como prevención. Una vez conocida la alerta, Mercadona se ha encargado de que la comercialización del lote afectado haya sido detenida.

Siguiendo la política de Mercadona, señalan que los clientes que hayan comprado dicho producto podrán devolverlo en su tienda más cercana. En ella, se devolverá al cliente el importe correspondiente, siempre y cuando las galletas formen parte del lote afectado.

También confirman que en el caso de no ser alérgico a las avellanas, el consumo de las galletas es totalmente seguro. Por lo tanto, esta alerta solo afectaría a quienes experimentan algún tipo de intolerancia al consumo de este alérgeno.

No es la única mala noticia para los consumidores

De forma paralela a esta alerta, hace tan solo unos días, los consumidores españoles sufrían otro importante varapalo. Al parecer, la crisis en el mundo delivery es cada vez más notable, y los efectos empiezan a ser notables.

Hablamos del anuncio de un popular supermercado, el cual se despedía oficialmente de España. Conocida por efectuar pedidos online, Lola Market era la encargada de repartir distintos pedidos a los consumidores. Todos ellos, bajo la premisa de ser entregados en menos de una hora.

La compañía, que había sido adquirida por Glovo, tenía importante presencia en las grandes ciudades. En un anuncio comunicado por el supermercado online, confirmaban lo siguiente: "Nos entristece profundamente informarle de que Lola Market cerrará sus operaciones y ya no podremos seguir entregándole sus pedidos de supermercado".

De este modo, dejaba atrás los 13 meses de servicios por el territorio por diversos motivos. No obstante, desde Glovo instaban a los consumidores a seguir haciendo los pedidos en su aplicación. Una decisión que afectó directamente a los consumidores más acérrimos a este tipo de compra a distancia.