Variedad de pescados y crustáceos

La mejor forma de congelar el marisco para Navidad y el tiempo que aguanta como fresco

Si te apasiona el marisco no te puedes perder estos consejos útiles para congelarlo correctamente

Sin duda, la época de Navidad es la preferida de muchas familias. Pues las reuniones familiares, las fiestas en las ciudades, los encendidos navideños y la ilusión de los niños nos pone de muy buen humor.

Y también es un momento de comilonas, y el marisco es una de las opciones más conocidas, pero mantenerlo fresco no siempre es fácil. Sin embargo, a la hora de organizar y preparar las comidas de Navidad debemos tener en cuenta lo que vamos a consumir. 

El momento de la compra navideña puede ser problemático

Desde hace algún tiempo, se hace casi insufrible hacer la compra, los precios han subido en muchos ámbitos y el sector más encarecido está siendo sin duda alguna la alimentación.

Si nuestro presupuesto mensual para ir a hacer la compra no variaba en meses, ahora podemos comprobar cómo ese presupuesto se queda corto ante la gran subida de precios que están sufriendo los alimentos.

Mesa de restaurante con entrantes y copas de vino sujetas por diferentes manos
El marisco es una de las opciones más comunes en las comidas navideñas | Getty Images

Por eso, y más en estas fechas, debemos cuadrar bien qué tipo de alimentos vamos a consumir y el presupuesto con el que contamos para ello. Si quieres seguir ofreciendo unas buenas comidas navideñas a tus familiares o amigos, deberás saber y concienciarte que el gasto será mucho mayor que otros años. Aunque siempre podemos optar por ajustarnos a un límite de presupuesto, repartirlo entre todos los comensales o eliminar alimentos que están realmente caros.

Pero, si eres de los que les gusta ser fieles a las elaboraciones y comprar los productos de siempre, debes tener en cuenta algunas consideraciones para que las cosas no se disparen.

Mano de una persona abriendo un congelador
Si te encanta el marisco, debes saber que el proceso de congelación adecuado es muy importante | Getty Images

El marisco en Navidad

¿En qué mesa de Navidad no se sirve marisco? ¿Eres de los que te gusta adornar la mesa navideña con langostinos, ostras u otros productos del mar? Sin duda, este tipo de alimentos se lleva la palma. Pues es todo un clásico, ya que con ellos podemos preparar innumerables elaboraciones.

A finales de octubre ya podemos ir encontrando en los lineales del supermercado los productos típicos de Navidad. Los polvorones, mazapanes, roscones, polvorones... Y, cómo no, todo tipo de especialidades del mar, como el marisco.

Un apetivo de quisquillas
El marisco nunca falla en las comidas navideñas | Getty Images

Si vas a optar un año más por este alimento, debes conocer cómo congelarlo para que puedas utilizarlo correctamente y sin ningún tipo de problema. El marisco abarca varias especies y por ello debes conocer cómo manipularlo y cocinarlo en casa y así poder disfrutarlo con todo su sabor los días más especiales del año.

La mejor forma de congelar marisco para navidad

Si tu intención es comprar los crustáceos más frecuentes y típicos de una mariscada como los bogavantes, las nécoras o los centollos, es primordial cocinarlos para luego congelarlos.

El proceso que debes seguir es el siguiente. En primer lugar, es muy recomendable adquirirlo y comprarlo vivo; y, ya en casa, matarlos para cocinarlos. Una vez cocinado, es el momento ideal para congelarlo.

Si lo haces de esta forma, debes saber que no tendrás problemas cuando vayas a prepararlo, ya que suele conservarse en perfecto estado hasta 4 semanas. Y lo que es aún mejor: su sabor y la calidad del producto en general seguirán siendo exquisitos.

Decenas de quisquillas acabadas de pescar
¿Sabías que hay un truco para descongelar el marisco y que siempre esté fresco? | Getty Images

En el caso de mariscos de pequeño tamaño...

En el caso de crustáceos más pequeños como las gambas, los langostinos o las cigalas, siempre puedes optar por productos ya congelados. Sin embargo, si quieres disfrutar de un sabor más especial es ideal comprarlo vivo y cocinarlo en casa

Si has comprado este alimento y no lo vas a consumir inmediatamente, es ideal congelarlo en crudo, puesto que el resultado será mucho mejor si luego se quiere cocinar a la plancha.

El proceso de descongelación será muy fácil, habiendo sellado correctamente las bolsas de congelación o incluso al vacío. En otras ocasiones también puedes optar por comprar mejillones, almejas, berberechos y toda esa familia de bivalvos que poseen concha. En este caso, estos alimentos marinos deben congelarse en crudo para que no pierdan propiedades.

Es ideal que cocines este tipo de alimentos tras su descongelación, pues no aguantan mucho tiempo en la nevera. La congelación debe hacerse cuidadosamente y en bolsas de congelación bien selladas.