Imagen de un cajero de un banco.

Los 13 bancos que aún permiten a pensionistas y jubilados usar la libreta de ahorros

Estos son las mejores opciones si quieres seguir usando el sistema tradicional

Los bancos son uno de los sectores que más cambios ha implementado en los últimos años. Ahora, algunas entidades financieras han optado por eliminar las libretas de ahorros y pasar al sistema online. Una modificación que supone todo un obstáculo para las personas mayores que no saben utilizar internet.

La evolución de la sociedad junto a las nuevas tecnologías es una realidad. La digitalización está cada vez más presente en las operaciones que realizamos día a día, un hecho que ha supuesto una gran ventaja para algunos, pero todo lo contrario para otros. Y es que, la brecha generacional, ha pasado a ser el principal inconveniente a la hora de implementar los nuevos modelos de funcionamiento.

La mitad de los pensionistas españoles no saben usar internet

Las entidades financieras están constantemente actualizando sus mecanismos, adaptándolos a las nuevas herramientas digitales. La nueva filosofía es fácil de entender: más trámites a distancia, menos presencialidad.

A pesar de que la idea de este cambio recae en simplificar las operaciones para los clientes, la realidad es muy distinta. Y es que, este proceso de digitalización, ha supuesto todo un reto para las personas mayores, que cada vez se sienten más aisladas.

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las novedades de Mercadona! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp 

Tal como recoge la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP), un 40,5% de las personas con más de 65 años no han accedido nunca a internet. Una cifra que pasa a ser del 55,4% entre los mayores de 75 años. Es decir, aproximadamente, la mitad de los jubilados españoles no saben usar las plataformas online.

Hombre mayor consultando una tablet
El 40,5% de las personas mayores de 65 años no han accedido nunca a internet | Getty Images

Las entidades financieras que ya no emiten libretas de ahorros

Según ha notificado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), cuatro entidades bancarias han tomado la decisión de eliminar las libretas de ahorros. Ellas son: BBVA, Bankinter, Abanca y Caja Rural de Jaén.

De ahora en adelante, los clientes de los bancos mencionados solo podrán consultar su cuenta y sus transacciones de manera online. Un hecho que limita mucho a las personas mayores que no se ven capaces de realizar estas operaciones por su propia cuenta.

Los 13 bancos que siguen manteniendo el sistema tradicional

No obstante, no todo son malas noticias para los pensionistas. Hay algunas entidades financieras que siguen manteniendo las libretas físicas para sus clientes. En este sentido, las 13 mejores opciones son: CaixaBank, Banco Sabadell, Banco Santander, Cajamar, Caja Rural Central, Caja Rural Granada, Caja Rural Navarra, Caja Siete, Ibercaja, Eurocaja Rural, Globalcaja, Laboral Kutxa y Liberbank.

Estas entidades te cobran una comisión por tener libreta de ahorros

Cabe destacar que no todos los bancos ofrecen el servicio de libreta de ahorros de manera gratuita. En el caso de Banco Sabadell, la tasa es de 10 € por emisión de la libreta para aquellos que tengan menos de 65 años.

Sacando dinero
Algunos bancos han eliminado las libretas de ahorros | Getty Images

BBVA también hace pagar 10 € a sus clientes, sin embargo, este coste solo se aplica a los propietarios de una cuenta con libreta activa, siempre que no obtengan una pensión mínima de 300 €. Por su lado, la comisión en Ibercaja es de 2 € hasta los 70 años. Por último, todos los clientes de Kutxabank tendrán que abonar 3 € por emisión de la libreta de ahorros.

Las trabas para los mayores siguen creciendo

Otro de los grandes inconvenientes con el que se encuentran muchas personas mayores, va relacionado con los cajeros automáticos. En los últimos meses, muchos bancos han dejado de ofrecer el servicio gratuito de atención personal para la retirada de efectivo. Así pues, aquellos usuarios que deseen ser atendidos para efectuar la operación, deberán pagar una comisión.

Sin embargo, no se trata del único trámite que ha pasado a ser de pago. Las entidades financieras también han fijado una tasa para los clientes que prefieran pagar recibos en las oficinas. 

En este sentido, tanto la UDP como la OCU reclaman a las entidades que adapten el sistema para que sea funcional y accesible para todos los usuarios. Una petición que también ha sido trasladada al Gobierno, al que solicitan la creación de una regulación de los derechos de la población envejecida.