Plano de un estuche con bolígrafos y lápices, rodeador de cartulinas y clips

La forma más fácil de limpiar el estuche escolar en poco tiempo: quedará como nuevo

Con estos trucos, el estuche escolar lucirá como uno recién comprado

Si hay algo que los niños usan de forma habitual cuando van al colegio es el estuche escolar. De hecho, se trata de uno de esos elementos que nunca pueden faltar en su día a día, con las consecuencias que esto implica.

Por ejemplo, una de ellas es que la suciedad se suele adherir a su superficie con facilidad. Sobre todo, si tenemos en cuenta que en su interior guarda artículos como los lápices, los bolígrafos o diferentes tipos de colores.

A pesar de que pueda parecer una tarea complicada, lo cierto es que hacer que el estuche vuelva a lucir como nuevo puede ser bastante sencillo. Gracias a los siguientes trucos, conseguirás que el estuche parezca recién comprado con el comienzo de curso.

Cómo limpiar tu estuche escolar de forma fácil y rápida

Un estuche escolar naranja y lleno de rotuladores junto a un globo terráqueo
Es posible recuperar los estuches y dejarlos casi como nuevos | Getty Images

En el caso de que no sepas qué estuche elegir, debes saber que aquellos elaborados con tela son mucho más fáciles de limpiar. Si el estuche escolar que necesita un repaso es de este tejido, lo primero que debes hacer es darle la vuelta para comprobar sus manchas.

Cuando le des la vuelta, fíjate en el tipo de manchas que tiene en su interior. Si estas son solo de lápiz, bastará con usar un borrador para eliminarlas. Como ves, habrás tardado tan solo unos segundos en llevar a cabo el proceso. Y el resultado será de diez.

La solución casera ante las manchas complicadas

Las manchas de lápiz son las más sencillas de eliminar. No obstante, el estuche también puede tener otras de diferentes tipos, como las de bolígrafo. Asimismo, es posible que también cuente con restos de suciedad de los que resulte complicado deshacerse.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Para llevar a cabo una exhaustiva limpieza, sigue los siguientes pasos y sorpréndete con el resultado. También te llevará tan solo unos minutos.

1. Reúne los productos necesarios para limpiar el estuche escolar

Antes de ponerte manos a la obra para eliminar cualquier resto de suciedad del estuche escolar, lo primero que debes hacer es conocer qué productos vas a necesitar. De este modo, el proceso será todo un éxito.

Prepara un bol o un bote, así como una pizca de bicarbonato de sodio, el gran aliado en el hogar, un trapo y un cepillo de dientes. Es importante que elijas uno viejo, desgastado o que uses de forma habitual para la limpieza de tu casa.

Un bote de bicarbonato de sodio blanco
El bicarbonato de sodio será tu gran aliado para limpiar el estuche escolar | Getty Images

2. Crea la pasta para limpiar el estuche

Una vez que tengas listos todos los productos, el primer paso consiste en colocar dentro del bote o del bol una pequeña cucharadita de bicarbonato de sodio. Añade después un poco menos de agua.

Remueve todo bien para mezclar hasta conseguir una pasta más o menos densa. En este punto podrás variar las cantidades dependiendo de factores como el tamaño del estuche escolar a limpiar o de si vas a eliminar la suciedad de más de uno. Lo único que debes tener en cuenta es añadir un poco menos de agua que de bicarbonato. De lo contrario, no se formará la pasta que necesitamos.

3. Aplica la solución casera

Con la mezcla ya lista, es el momento de aplicarla. Para ello, coge el cepillo de dientes, añade en él la pasta, y frota el interior del estuche con energía. De este modo, conseguirás deshacerte de cualquier resto de suciedad.

Después, solo tienes que limpiarlo ayudándote con el trapo y déjalo reposar durante unos minutos sobre el estuche. Poco a poco, la suciedad irá desapareciendo por sí misma, sin apenas esfuerzo y de forma rápida.

En caso de ser necesario, siempre puedes repetir el proceso hasta obtener el resultado que deseas. Cuando termines, ten en cuenta que lo mejor es dejar que seque al aire libre. Como ves, limpiar el estuche escolar es muy sencillo. Ahora, solo tienes que ponerte manos a la obra para hacer que vuelva a lucir como recién comprado.