Vista exterior de una tienda Lidl

Lidl retira de todas sus tiendas hasta 2 conocidos productos por riesgos para la salud

Se recomienda a los posibles compradores que devuelvan los productos a los puntos de venta

Lidl es una de las cadenas de supermercados más importantes de nuestro país. Sin lugar a dudas, uno de sus secretos es que dedica importantes esfuerzos en sacar a la venta nuevos productos y mejorar los existentes. Ahora bien, otra de las claves del éxito de la empresa alemana es la especial atención que dedica a los controles de calidad y seguridad de sus productos. 

En este sentido, Lidl no ha dudado en retirar dos conocidos productos de sus tiendas. Se trata de productos populares y demandados, pero que la cadena de supermercados consideró que pueden presentar ciertos riesgos. Es por ello que, de forma preventiva, se procedió a su retirada de los puntos de venta.

Los conocidos productos de Lidl retirados de todas sus tiendas

En Lidl los clientes encuentran siempre una gran variedad de productos: frescos, congelados, productos veganos, cervezas, etc. De hecho, precisamente las bebidas son uno de los puntos fuertes de la cadena de supermercados. En sus respectivas secciones los consumidores encuentran todo tipo de vinos y cervezas, para todos los gustos

Ahora bien, los clientes aficionados a las cervezas de Lidl habrán notado que faltan hasta dos tipos de cerveza. Esto se debe a defectos detectados en los controles de calidad de la cadena, que optó por la retirada de las mismas. Afortunadamente, ningún consumidor ha sufrido ningún tipo de problema, y la decisión de retirar los productos es puramente preventiva.

Retiran una cerveza por el etiquetado incorrecto

La primera cerveza que los clientes de Lidl no volverán a encontrar en sus tiendas, al menos por ahora, es Starovice Czech Lager 5,0%. Al parecer, la bebida contiene dióxido de azufre, algo que no se menciona en el etiquetado.

Vista nocturna de una tienda Lidl
La primera cerveza ha sido retirada por defectos en el etiquetado | Cedida

Naturalmente, el hecho de que los clientes no estén bien informados sobre el contenido del producto puede suponer un riesgo. Especialmente para aquellos clientes que presenten cierta sensibilidad al dióxido de azufre o a los sulfitos. El producto retirado tiene una fecha de caducidad de 16 de octubre de 2022.

Un problema de fabricación obligó a dejar de vender una cerveza

La segunda cerveza problemática era también una de las más novedosas: Camaro Cerveza Red, del proveedor Brasserie Licorne SAS. En este caso, fue únicamente un lote, el 244, el que presentó un defecto de fabricación.

Concretamente, se comprobó que, durante la apertura de las botellas, cabía la posibilidad de que se desprendieran astillas de vidrio dentro. Naturalmente, estas astillas pueden suponer un peligro, en caso de ser ingeridas.

✅ TOCA AQUÍ PARA FLIPAR CON LO MÁS NUEVO DE LIDL ➡️

Además de retirar inmediatamente el lote mencionado de todas sus tiendas, Lidl decidió ir más allá. La cadena alemana dejó de vender la cerveza en todos sus establecimientos, a pesar de que los demás lotes habían pasado con éxito los controles de seguridad.

La particularidad de la Camaro Cerveza Red es su llamativo color rojo, además de su gran sabor. Se trataba de cerveza con tequila, un tipo de bebida que se está poniendo muy de moda en los últimos tiempos. Vale la pena mencionar que la retirada tuvo lugar a finales de 2021, y que a día de hoy el producto es 100% seguro.

La recomendación a los posibles compradores

Sobre la retirada de las cervezas, los clientes que hayan llegado a comprarlos tienen la opción de devolverlos a los puntos de venta. De hecho, suele ser lo más habitual cuando se dan este tipo de situaciones.

Pasillo largo de supermercado con estanterías llenas de productos y una persona al fondo
Los controles de seguridad alimentaria son muy estrictos | Getty Images

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) es la encargada de informar sobre productos retirados o y alertas alimentarias. Además de desaconsejar su consumo, el organismo también suele recomendar la devolución de los productos al lugar donde fueron adquiridos.