Vista exterior de una tienda Lidl

Lidl cierra los primeros supermercados en España ante la falta de abastecimiento

España se enfrenta al sexto día de huelga y Lidl toma una medida tan sorprendente como insospechada

Sí, el desabastecimiento es un problema real. No es otro titular catastrofista o apocalíptico. Tan es así, que Lidl ha tomado la drástica decisión de cerrar dos supermercados de la cadena en Gijón, en Asturias. 

Argumentan que, tras seis días consecutivos de paros, la cadena no puede abastecer dichos supermercados y el pasado viernes, a última hora, tomaron la decisión de bajar la persiana. 

España se enfrenta este sábado al sexto días de un paro indefinido que ya empieza a hacer mella. De hecho, a la primera crisis del aceite de girasol —provocada por el conflicto armado en Ucrania — se le sumó rápidamente el de la huelga de transportistas en España.

En primera instancia, todo parecía una mera anécdota provocada por lo que decían que era un aviso falso. Tras seis días, pero, ya se está viendo que no. 

El problema del abastecimiento

Grandes almacenes de España, sin ir más lejos, se están quedando sin fruta a causa de la huelga de transportistas. Gran parte de dicho producto viene de Andalucía y, ante dicho paro, Mercabarna —principal centro mayorista alimentario de Barcelona— alertaba el pasado jueves de una latente falta de alimentos. 

Según ellos, faltaban productos como fresas—producto que había bajado hasta un 50%—, naranjas —procedentes de Valencia— o calabacines o tomates. 

"Hemos notado un descenso del 20% del producto durante toda la semana", alertaban desde Mercabarna. "No es el ritmo habitual. Hay un problema y cierto riesgo. El pescado también ha bajado un poco. El resto de productos, pero, están prácticamente al 100%". 

Imagen de un supermercado vacío
La huelga ha puesto en jaque a miles de supermercados en España. | EP

Las empresas piden el cese inmediato de la huelga 

La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, constituida por algunas de las principales patronales estatales de la industria, ha exigido una intervención "urgente" por parte de la administración porque se garantice la circulación de mercancías durante la huelga de transportistas. 

En un comunicado emitido este viernes, las asociaciones denuncian "graves problemas de funcionamiento" y alertan que las protestas pueden tener graves consecuencias para la economía. 

Foto de camiones manifestándose en fila en Sevilla durante el quinto día de la huelga de transporte
Las empresas piden el cese inmediato de la huelga  | Europa Press

"La imposibilidad material de accesos a los puertos y fábricas y las acciones de sabotaje pueden conducir a la paralización de la industria y de la distribución de productos esenciales a los ciudadanos", dicen. 

En el mismo escrito, las patronales piden que se respete la actividad empresarial voluntaria y la libre circulación de mercancías y apelan a la responsabilidad porque la huelga de transportistas no implique obstaculizar la producción.

Las entidades que firman el comunicado son la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), la Asociación Española de Fabricantes de Pasta y Papel y Cartón (Aspapel).

También están la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Begues (FIAB), la Agrupación de Fabricantes de Cemento de España (Oficemen) y la Unión de Empresas Siderúrgicas (Unesid).