Foto de varios soldados rusos armados

¿Has hecho la mili?: El INSS recuerda el beneficio olvidado que vas a agradecer mucho

La mili también computa para la edad de retirada en algunos casos, tal y como indica el INSS

Si estás próximo a alcanzar la jubilación, posiblemente te interese conocer que la mili puede servirte de gran ayuda. Es posible que el momento de la retirada no alcancemos los periodos de vida laboral que exige el INSS. En el caso de que ocurra esto, siempre nos quedará en la recámara la posibilidad de recurrir al tiempo entregado al Ejército.

Se puede incluir de manera voluntaria en los cálculos de la pensión, aunque no se permite en todas las situaciones. En primer lugar hay que aclarar que nos permitirá sumar como máximo un año a nuestra carrera laboral.

En el caso de una persona que se encuentre ante una prejubilación, el periodo de la mili le permitirá alcanzar el periodo requerido. Este proceso no se realiza de manera automática por parte de la Seguridad Social, por lo que debe ser el interesado el que lo solicite.

¿Qué debo hacer para que me computen la mili para la pensión?

En primer lugar habrá que mandar a la Delegación del Ministerio de Defensa que nos corresponda una instancia. En ella debe aparecer el expediente militar y una serie de datos. Entre ellos la fotocopia del DNI, la armada en la que se hizo la mili, las fechas y el lugar de destino.

Todo esto resulta complicado, ya que obliga a echar la mirada atrás más de 40 años en el caso de algunas personas. En cualquier caso resultan bastante permisivos en este sentido y permitirán ofrecer fechas orientativas.

Matrimonio mirando un portátil
El periodo de la mili se utiliza para las jubilaciones anticipadas | Getty Images

¿En qué tipo de jubilaciones te servirán los años de mili?

Una vez que se solicite el expediente militar a la delegación de Defensa habrá que contactar con la Seguridad Social. Este organismo será el encargado de que sumen este periodo de mili en nuestra vida laboral.

Hay que decir que no se trata de un proceso especialmente complejo, aunque sí que puede resultar un tanto lento. Todos los documentos referidos a los servicios militares suelen estar descentralizados, por lo que no resultará tan sencillo localizarlos. Tocará armarse de paciencia y esperar lo que sea preciso.

Para que cuenten este periodo de mili en la Seguridad Social habrá que solicitarlo, ya que de lo contrario nos quedarán sin incluir esos meses. El servicio militar solo cuenta para las jubilaciones cuando sean anticipadas, ya sean forzosas o voluntarias. Desde el organismo estatal son muy claros en este sentido. También se puede contabilizar el tiempo de prestación social, que es la alternativa que tenían los jóvenes a la mili.

Un hombre sacando billetes de euro de su cartera
Los años de mili computan cuando se trata de una jubilación anticipada | Getty Images

Estos periodos "solo se computan para alcanzar el periodo de cotización específico en el caso de jubilación anticipada, voluntaria o involuntaria". Además, el tiempo máximo que se contabiliza será de un año, recuerdan.

Es decir, si se ha estado más tiempo haciendo la mili, solo valdrían los primeros doce meses. El resto no tendría valor con vistas a la jubilación. Por lo tanto, puede ser una buena solución para aquellos que lleguen muy justos a la prejubilación y necesiten un año para retirarse de la vida laboral antes de tiempo.

¿Servirá la mili para otras situaciones de jubilación?

El servicio militar obligatorio siempre provocó muchas quejas. Estuvo implantado hasta 2001, año en el que se decidió prescindir de él. Con los años, el Estado decidió incluir este periodo para calcular la pensión de jubilación.

Sin embargo, no servía a todo el mundo por igual, ya que había que cumplir una serie de requisitos. No existe la posibilidad de sumarlo como una cotización más en la vida laboral de aquellos que vayan a jubilarse próximamente. Únicamente tiene cabida en las situaciones de jubilación anticipada, al margen de que sea voluntaria o forzosa.