Montaje con una imagen de la orilla del mar y una ameba transparente

Un hombre se infecta de la temida ameba 'comecerebros' tras darse un baño de verano

La infección de este microorganismo es mortal en el 97% de los casos

Entre las cosas más típicas del verano encontramos los refrescantes chapuzones. No importa si hablamos de la playa, de la piscina o de un embalse. Cuando el calor aprieta, necesitamos más que nunca ese baño para que baje la temperatura de nuestro cuerpo. 

Sin embargo, incluso en los lugares menos esperados podemos encontrar amenazas de todo tipo. En este caso, un suceso ocurrido al otro lado del charco, en EEUU, ha hecho saltar, una vez más, las alarmas en todo el mundo. Y es que un hombre que lo único que quería era escapar de las altas temperaturas acabó infectándose con la temida y mortal ameba 'comecerebros'.

La ameba 'comecerebros' obliga a cerrar una playa en EEUU

Hace a penas unos días, un hombre nadaba en la playa del Lago de los Tres Fuegos, en Iowa. No notó nada raro durante el refrescante baño, pero a las pocas horas fue diagnosticado con una infección muy peligrosa. Tras encontrarse mal y realizarse pruebas, fue diagnosticado con una infección provocada por un microorganismo muy temido: la ameba comecerebros.

Dos amebas transparentes vistas por un microscopio
El hombre acabó infectándose con la ameba comecerebros | Getty Images

La víctima de la ameba, nativa de Missouri, ha tenido que ser ingresado en el hospital. Al parecer, había sido atacado por este microorganismo, conocido científicamente como Naegleria fowlerien.

Las autoridades reaccionaron casi de inmediato tras lo ocurrido, prohibiendo el acceso a la playa en plena temporada de verano. Ahora, se centran en analizar muestras extraídas del agua para entender qué fue lo que ocurrió realmente y cómo llegó allí ese pequeño microorganismo.

La ameba ‘comecerebros’, muy temida

A pesar de que su apodo pueda sonar exagerado, este microorganismo ha causado el 97% de las muertes a las personas infectadas. Tan solo siete personas en todo el mundo han sobrevivido a los 300 casos conocidos, según informa el ABC.

El modo de infección hace poner los pelos de punta a cualquiera. La infección no es contagiosa ni se puede coger al tragar el agua contaminada. El parásito se introduce por las fosas nasales, y las recorre hasta llegar al cerebro, donde empiezan los síntomas. También puede acceder al cuerpo si se traga agua contaminada.

La ‘comecerebros’, que aguanta temperaturas de hasta 50 grados, causa muchos síntomas. Entre los principales encontramos migrañas severas, hipertermia, rigidez de cuello y vómitos para después causar mareos, letargo, confusión y alucinaciones. El síntoma final, con la excepción del 2 o 3%, es la muerte.

Se han dado casos también en España

Esta ameba se encuentra repartida por todo el mundo y la miltefosina es de los pocos fármacos antiparásitos capaz de refrenar su infección. Fue gracias a este medicamento que, en 2018, se pudo salvar la vida de una niña española infectada por el mismo microorganismo.

Imagen de una persona ingresada en un hospital.
En España también se han dado casos de infecciones | Getty Images

Fue un extraño caso tanto por su inesperado final como por las condiciones. Sucedió en marzo de 2018, en una piscina cubierta de Torrijos (Toledo). Una niña de diez años fue infectada por esta mortal ameba e ingresada pocos días después por un fuerte dolor en la cabeza, fiebre y rigidez en el cuello.

El lugar de contagio: la piscina

Fue un caso excepcional, en el que los médicos pudieron tratar y salvar la vida de la pequeña. Por la singularidad del caso, y la inefectividad de los antibióticos, el hospital de la Virgen de la Salud de Toledo tuvo que actuar algo diferente. En concreto, para saber  tuvo que apoyarse en los estudios realizados por el Centro Nacional de Microbiología.

Tras una investigación, se concluyó que el protozoo que infectó a la niña se encontraba en una piscina en la que frecuentaba. La ameba fue encontrada en ambas piletas de la piscina a pesar del correcto control del cloro y niveles de pH. La piscina estuvo cerrada hasta su total desinfección y limpieza.

Fondo azul de una piscina con carriles para natación
Estos microorganismos pueden sobrevivir incluso en piscinas privadas | Getty Images

¿Qué medidas tomar para prevenir una infección?

Este tipo de infección parasitaria es más frecuente en países donde hay un menor control y tratamientos de las aguas. Ahora bien, eso no quita que podamos ver casos en cualquier parte del mundo. Lagos, embalses, manantiales, piscinas, corrientes termales o en el propio alcantarillado puede aparecer la ameba ‘comecerebros’.

Por ellos es de suma importancia la prevención, más en épocas de calor como el verano. Tras el grave incidente en Iowa, las autoridades han hecho públicas algunas recomendaciones para evitar situaciones de riesgo. Entre estas recomendaciones encontramos la utilización de pinzas nasales, mantener la cabeza fuera del agua o evitar nadar cuando las temperaturas son muy altas.