Autopista con coches

La Guardia Civil anima a utilizar una 'maravillosa palanquita' del coche: 'No gasta'

Gracias a esa palanca nos evitaremos multas y hasta algún accidente

La llevamos en el coche de serie y no se encuentra de adorno. La Guardia Civil hacía referencia hace unos días a una "palanquita" que incorporan todos los vehículos y que nos ayuda en la conducción. Y además, como advierten desde Tráfico, "no gasta", por lo que no dudes en usarla.

Desde hace tiempo, los agentes se esfuerzan para que los conductores utilicen los intermitentes. Gracias a ellos conseguimos advertir al resto de coches de nuestras intenciones, hacia dónde nos dirigimos. Sin embargo, no siempre se utilizan de la forma adecuada.

La Guardia Civil trató de llamar la atención respecto a este asunto con un original tuit. "¿Conoces esa maravillosa palanquita que todos los coches traen?", se preguntaban. Explicaban que "tiene la espectacular función de informar a los demás usuarios lo que pretendes hacer".

Animaban a usarla, ya que además "no gasta". No se trata de la primera vez que el Instituto Armado y Tráfico hacen hincapié en este asunto. Por comodidad o simplemente por olvido, son muchos los conductores que apenas señalizan sus maniobras. 

Ya sea para desviarse en las carreteras o simplemente para anunciar sus intenciones de aparcar en una calle. Y eso puede provocar un percance que afecte a otros vehículos.

Conducir lento
El intermitente es vital para advertir a otros conductores de nuestras intenciones | Getty Images

¿Qué ocurre si no utilizo las intermitentes?

Si no usas la "palanquita" estarás cometiendo una infracción grave. Se penalizará con una sanción económica de 200 euros. Desde la DGT señalan que "son una forma de expresión con la que advertimos de las maniobras que vamos a realizar".

En Tráfico destacan que de esta forma se evitan accidentes en la vía y también se contribuye a conseguir una circulación más fluida. El resto de vehículos lo agradecerán.

¿Cuándo deben utilizarse las intermitentes?

Con anterioridad, desde la Benemérita ya habían advertido de lo mal que se usan los intermitentes en las rotondas. Estimaban que el 60% de los conductores cometía irregularidades en ellas. Sobre todo porque no lo usan para avisar a los demás de que van a abandonar la glorieta.

Además de librarse de las multas, también nos resultarán de gran ayuda para que no se produzcan colisiones en la carretera. En el caso de las rotondas, sería necesario señalizar nuestras intenciones por dos motivos. De esta forma no se sorprenderá al conductor que venga por detrás, pero tampoco al que espera para entrar.

Coches aparcados en un parking de zona blanca
Los intermitentes son muy necesarios en la carretera | Getty Images

También deben utilizarse para incorporarse a la circulación, ya sea en movimiento o en parado. Es el caso, por ejemplo, de las entradas a las autovías o al salir de un aparcamiento. Estaremos informando de nuestras intenciones al resto de usuarios de la vía.

De esa manera, los demás también sabrán cómo deben actuar y posiblemente se evite así una colisión. Se trata de ser colaborativos.

Hay otras situaciones en las que debemos activar el intermitente. Sobre todo en los adelantamientos, ya sean en vías rápidas o por las avenidas de nuestra ciudad. Hay que poner especial atención sobre todo con las motocicletas.

Resultan más inestables y ágiles, y si no señalizan sus movimientos pueden sorprender al resto de vehículos. Esto ocurre sobre todo en vías urbanas, en donde los cambios de carril son constantes con el ánimo de adelantar al resto.

Maniobra incorrecta en las glorietas

Desde Tráfico inciden en una maniobra incorrecta por parte de algunos conductores. Elevan hasta el 30% el número de usuarios que ponen la intermitente a la izquierda cuando se acercan o están en una glorieta.

Se trata de algo muy frecuente, pero eso no significa que sea lo adecuado. En realidad, lo que debe señalarse son las salidas que se hagan a la derecha.