Manos arrugadas de una persona mayor con un anillo puesto

El sencillo y único gesto con la mano derecha que mejora tu memoria casi al instante

Practicando con regularidad este sencillo gesto, tu memoria acabará mejorando con el paso del tiempo

Con el paso de los años, a casi todos nos surge una preocupación difícil de ignorar: la calidad de nuestra memoria. Pese a querer conservarla intacta, el paso del tiempo es inexorable y con él, llegan cambios que no tienen por qué gustarnos. Por suerte, la ciencia nos adelanta soluciones que podrían mejorar nuestra calidad de vida. Así lo demostró un equipo liderado por investigadores.

El sencillo truco que podría preservar la calidad de tu memoria

Aunque pueda sonar sorprendente, lo cierto es que repetir este gesto podría ser de gran ayuda para mantener intacta la memoria. Al menos, así lo avala un estudio llevado a cabo por la Universidad de Montclair (EE.UU) en 2013.

Los investigadores descubrieron que con un sencillo gesto, podrías ponerle remedio al común miedo de perder la memoria. Al parecer, con tan solo abrir y cerrar el puño derecho, podrás mejorar tus capacidades memorísticas. Del mismo modo, si abres y cerras el puño izquierdo podrás mantener con mayor intensidad los recuerdos que ya hayas almacenado previamente.

un brazo con el puño cerrado y fondo gris
Abrir y cerrar el puño mejora la memoria y el aprendizaje | Getty Images

El grupo, encabezado por Ruth Propper, señaló que este gesto es efectivo si se lleva a cabo durante unos 90 segundos por puño. Pasados estos segundos, el gesto consigue "despertar" al lóbulo frontal, la parte del cerebro que se encarga de hacer funcionar nuestras respuestas cognitivas.

Para llevar a cabo el experimento, se valieron de la ayuda de 89 voluntarios. Después de haberlos sometido a ejercicios para ejercitar la memoria, aquellos, que apretaron los puños mientras los practicaban, mostraron mejores resultados que los que no.

Otros hábitos ideales para la memoria

Los resultados son esperanzadores, sí, pero no por ello debemos limitarnos solo a practicar cerrar los puños. Por ello, os ofrecemos una serie de trucos igual de válidos para mantener la memoria intacta.

1. Comer chocolate y beber café

Mediante los alimentos, sobre todo los conocidos como superalimentos, podemos obtener grandes beneficios. Comiendo chocolate podrás mejorar tu memoria gracia a su composición en flavonoides, unas sustancias con grandes efectos sobre nuestro cerebro: pueden estimular la perfusión cerebral, mejoran el aprendizaje y el funcionamiento cognitivo...

Además, el beber café te permitirá prestar con más detalle las cosas que te sucedan. Combinando estos dos alimentos podrás mejorar tu memoria en cuestión de poco tiempo.

2. Practicar ejercicio

Los especialistas tienen una opinión clara, practicar ejercicio no solo es bueno para nuestra salud física, sino también para nuestra salud mental. Cuando practicamos deporte, podemos liberar una sustancia llamada norepinefrina, la cual permite mejorar el funcionamiento de nuestra memoria.

Siguiendo en la misma línea, practicar ejercicios aeróbicos también puede ser de gran utilidad. La razón es simple, este tipo de ejercicio permite que nuestro hipocampo anterior aumente, algo esencial para mantener la memoria espacial.

Mujer practicando tai chi chuan
Practicando deporte también ejercitas al cerebro | Getty Images

3. Cuidar tus relaciones sociales

Según un estudio publicado en la revista científica Journal of Aging Research, ser sociable y capaz de mantener relaciones sociales puede ayudar a mejorar la memoria. En el artículo, los investigadores señalaron que aquellos participantes con mayor cantidad de amigos, eran más capaces de superar con facilidad los ejercicios relacionados con la memoria.

4. Darle una oportunidad al Brain Training

Quizás el término no te suene familiar, pero "brain training" engloba todos aquellos ejercicios destinados a ser útiles para mejorar la memoria. Los especialistas recomiendan practicarlos diariamente, por lo menos durante 15 minutos. De este modo, nuestro cerebro mejorará sus capacidades de ejecución y la velocidad para procesar reflejos.

5. Meditar

Meditar no solo tiene beneficios a corto plazo, sino también a largo. El psicólogo Michael Mrazek junto a su equipo de investigación llegó a la conclusión que meditar tenía beneficios para nuestra salud. Los primeros efectos eran palpables solo dos semanas después de haber empezado con la meditación. Además, los participantes del estudio experimentaron una mejoría en la comprensión lectora y la concentración.

Pérdida de memoria
La correcta meditación estimula el cerebro | Getty Images

6. Dormir la siesta

Sí, descansar es muy necesario, en especial si hablamos del funcionamiento del cerebro. Algunos estudios avalan el poder de la siesta para mejorar la memoria y la capacidad de procesar información. Para experimentar estos beneficios, lo ideal es dormir siestas de 20 minutos.