Trozos de melón cortados con su cáscara verde

La fruta de verano con más calorías de todas no es mala: ayuda a adelgazar

La fruta es muy popular en verano, y hay una que destaca por ser muy sana a pesar de tener mucho azúcar

Llega el verano y lo que más nos apetecen son alimentos frescos e hidratantes, y la fruta cumple con los dos requisitos. Para muchos, las frutas siempre son la mejor elección. Esta época estival nos ofrece frutas que no solemos encontrar durante el resto del año, y es por ello que debemos aprovechar su momento de temporada para consumirlas.

La fruta ideal para consumir en verano

Si lo que queremos es mantenernos hidratados y a la vez ofrecerle a nuestro organismo todas las vitaminas y nutrientes necesarios, sin lugar a dudas debemos consumir fruta. Da igual cuál escojamos, todas ellas aportan mucha agua y fibra.

Normalmente el tipo de calorías que presentan estos alimentos suele ser bajo. Esto permite que las podamos incorporar tranquilamente a nuestra dieta, y consumirlas cada día. Pero lo mejor de todo, es que con la llegada del verano podemos disfrutar aún más de ellas gracias a su frescor.

Un melón cantalupo cortado con un trozo a la vista sobre una mesa
Este melón destaca especialmente por su aroma y dulzor | Getty Images

Si pensamos en las frutas más completas y deliciosas que podemos encontrar durante las fechas veraniegas son sin duda el melón, el melocotón y las cerezas. Su sabor, su textura y su dulzor hacen que sean los mejores manjares para disfrutar durante las vacaciones.

Pero además de ser deliciosas (¡que lo son!) contienen una infinidad de propiedades nutricionales que favorecen a nuestro organismo. Sin ir más lejos, el melón es ideal para prevenir el envejecimiento de la piel, para mejorar el tránsito intestinal y para ayudar a mantener fuerte nuestro sistema inmune.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

El melocotón también es otra de las mejores opciones que podemos tener. Su aporte en vitaminas C y E, así como su fuente de minerales como el magnesio, fósforo, zinc y selenio hacen que sea una fruta muy completa. Además, es rico en fibra y cumple funciones diuréticas.

Pero las cerezas tampoco tienen nada que envidiar a estas dos frutas. Su ingesta diaria nos puede ayudar a cuidar la piel, a prevenir la diabetes y a reducir los dolores musculares. También es ideal consumirlas si padecemos de insomnio, ya que ayudan a regular el ciclo del sueño.

De cualquier forma, existe otra fruta de la que no debemos olvidarnos. Por cada 100 gramos de ella solo obtendremos 21 kilocalorías, algo verdaderamente positivo. Además, es una de las que más agua contiene, por lo que podría ser tu mejor aliada durante el verano. ¿Sabes de cuál se trata? Efectivamente, ¡de la sandía!

¿Qué fruta de verano está llena de azúcares, pero ayuda a adelgazar?

No obstante, existen muchísimas más frutas que también podríamos incorporar a nuestra dieta. Eso sí, hay una concretamente que nos podría ayudar a adelgazar. Aunque su aporte en azúcar es más elevado en comparación con otras, también se destaca por su contenido en fibra.

La Fundación Española de la Nutrición (FEN) asegura que su consumo nos puede proporcionar grandes cantidades de agua e hidratos de carbono. Hablamos nada más y nada menos que del higo, un alimento muy famoso por su contenido en glucosa, fructosa y sacarosa.

Varios higos apilados y uno abierto con el interior rojo a la vista
Es posible encontrar alguna que otra avispa en nuestros higos | Getty Images

Aunque a priori pueda asustarnos su composición, lo cierto es que este tipo de azúcares son considerados saludables por ser intrínsecos. Esto quiere decir que como se encuentran dentro de la matriz de fibra, pasarán a nuestra sangre de forma más lenta. Por lo tanto, el índice glucémico será bajo.

Además, el higo es uno de los alimentos que más contenido en fibra posee, de la misma forma que los plátanos o las moras. Eso sí, no debemos confundirlo con las brevas, que vienen siendo todos aquellos higos que no han terminado de crecer en la temporada anterior.

Por otra parte cabe destacar que los higos contienen proteínas, algo especialmente beneficioso para nuestra salud. Su contenido también en potasio y vitamina B6 hace que nuestros músculos, nuestros nervios y nuestro corazón se mantengan en óptimas condiciones.