Hombre cogiendose la barriga con las manos

Estreñimiento: los 6 alimentos ideales para combatir los problemas para ir al baño

Despídete del estreñimiento con estos alimentos ¡Funcionan!

¡Se acabó toda molestia asociada al estreñimiento! Toda persona que haya sufrido alguna vez problemas de estreñimiento sabe lo duro y cuesta arriba que se hace. Es una situación realmente incómoda, y que incluso puede volverse aún más complicada.

Sin embargo, también hay una parte buena en todo esto, y son los alimentos. Hoy, concretamente, hablaremos de 6 alimentos que podrían ayudarte en estos casos. ¡Toma nota!

Qué es el estreñimiento y cómo puedes deshacerte de él

Que la alimentación es un pilar fundamental en la salud de las personas, de eso no hay duda. Todo lo que comemos pasa por nuestro sistema digestivo para, posteriormente, absorber los nutrientes que necesitamos.

Sin embargo, este proceso a veces no funciona como el engranaje de un reloj, y es ahí cuando empiezan a surgir los problemas. En estos casos, muchas personas admiten sufrir de estreñimiento.

Hombre sentado en el retrete con un rollo de papel encima
Algunas personas llegan a padecer estreñimiento de forma crónica | Getty Images

Técnicamente hablando, el estreñimiento es la alteración que se produce en nuestro intestino a consecuencia de una excesiva retención de agua, lo que ocasiona el endurecimiento de las heces.

Dicho de otra forma, también podemos entender esta aparatosa situación como aquella en la que nos vemos incapaces de deshacernos de nuestras heces: es decir, no vamos bien al baño.

Aunque muchas personas pueden experimentar esta afección en algunos momentos de su vida, lo cierto es que otras podrían llegar a sufrirlo de forma crónica. Y, en estos casos, las causas pueden ser varias.

👀 VER EL INGREDIENTE SECRETO DE LOS INGLESES PARA  EL ESTREÑIMIENTO ➡️

Los alimentos que aliviarán nuestro malestar

Sin embargo, sea la situación que sea, a continuación vamos a ver una serie de alimentos que podrían salvarnos la vida si nos encontrásemos en estas circunstancias:

1. Verduras

Las verduras son un grupo de alimentos que no debería faltar en nuestra dieta, especialmente si sufrimos de estreñimiento. Algunos alimentos como el apio, la judía verde o el puerro pueden ser nuestros mayores aliados en esos momentos, debido a su gran aporte en micronutrientes.

Primer plano de unos trozos de apio en un bol y de fondo un apio entero
Comer apio puede mejorar nuestra digestión | Getty Images

2. Legumbres

El consumo de legumbres es una de las mejores opciones si queremos mantener un correcto tránsito intestinal. Algunos alimentos como las lentejas, garbanzos o guisantes son muy ricos en fibra, la cual ayuda a promover una buena digestión. 

3. Fruta

La mayoría de frutas pueden ayudarte con el estreñimiento. Sin embargo, el kiwi, la ciruela o la uva destacan principalmente por su contenido en fibra insoluble, de tal forma que podrían actuar como una especie de laxante.

4. Algas

Es algo menos habitual que las otras opciones, pero igualmente efectivo. Las algas contienen muchos beneficios para nuestro organismo, y entre ellos uno para aliviar el estreñimiento. Algunas opciones como el Hiziki, kombu o el wakane podrían ser un gran remedio para estos casos.

5. Cereales

Los cereales son uno de mejores alimentos por excelencia en el caso del estreñimiento. Los hay de trigo, de centeno... y en definitiva, de muchas más variedades. Sin embargo, lo importante es saber que su ingesta es muy favorable para nuestro tránsito intestinal.

Granos de avena
Los cereales son efectivos porque contienen mucha fibra | Getty Images

6. Probióticos

Y por último, pero no menos importante, deberías tener presente la opción de los fermentados y los probióticos. Alimentos como el yogur, el kéfir o el chucrut pueden ser la mejor opción para tomar de postre, ya que son alimentos que también ayudan a favorecer nuestra digestión.

De forma adicional a estas recomendaciones, varios expertos en dietética y nutrición recomiendan acudir a un especialista si el malestar persiste y aun así no desaparece con un cambio de dieta.

En muchos casos, los profesionales optan por incluir en la dieta de sus pacientes unos suplementos de fibra extra de entre 25 y 30 gramos al día. De igual forma, no debemos olvidar consumir la suficiente agua durante el día y hacer actividad física de forma regular.