Diego Saul Reyna posando delante de su casa

Diego se fue de casa con 16 años, trabajó de esto y se acaba de comprar una mansión

El joven lleva años trabajando duro para conseguir sus objetivos

No tener una vida fácil no tiene por qué ser un factor determinante para siempre. Un claro ejemplo de ellos es Diego Saúl Reyna, que con tan solo 16 años decidió emprender una aventura que ha acabado con resultados positivos.

Tras muchos años esforzándose al máximo y luchando por su futuro, ha conseguido cumplir uno de sus sueños: poder adquirir una casa. Gracias al tiempo dedicado a su profesión, este mexicano está disfrutando del éxito alcanzado.

La historia tras el éxito de Diego Saúl

Con 16 años, Diego Saúl llegó a la conclusión de que la única forma de conseguir sus objetivos era emigrando. Por ello, decidió abandonar su país y darle una oportunidad a Canadá. Los primeros años los pasó con una familia adoptiva canadiense.

Su estancia en el país le permitió aprender el inglés a la perfección, así como formarse para poder trabajar en el país. Terminados los estudios, optó por enfocar su profesión en lo relacionado con la construcción. Y aun haber comenzado como albañil, lo cierto es que ha podido convertirse en todo un líder dentro de ese sector.

Todo ello lo narra en un video de Youtube, plataforma en la que ya cuenta con más de 2 millones de suscriptores. En sus vídeos intenta aconsejar y guiar a todo aquel que quiera darle una oportunidad a Canadá.

A partir de sus vivencias, el joven comparte todos los aspectos positivos y negativos de tomar una decisión de ese calibre. Sus ejemplos permiten ilustrar las dificultades a las que se debe hacer frente un inmigrante de habla no inglesa.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Poder comprar una casa, uno de sus mayores sueños

Gracias al video que ya reúne 1,6 millones de visualizaciones, podemos conocer cómo es la casa que ha comprado. El joven que recorre todo el inmueble durante el video, muestra todos sus escondrijos. El joven ha confirmado que era propiedad de un matrimonio jubilado.

La pareja se la vendió por 740 mil dólares canadienses, un precio equivalente a más de 500.000 euros. Pese a lo costoso que pueda parecer, la cifra se ha visto disminuida por la entrada que ya ha abonado, la cual asciende al 40% del valor total del inmueble.

Como comunicaba, emocionado: "Hermanos de habla hispana, por fin, después de tanto tiempo de incertidumbre, de no saber a dónde ir, por fin tenemos una casita, nuestro nuevo hogar". Para hacer frente a los gastos pendientes, paga mensualmente el equivalente al alquiler medio de Canadá.

Según la grabación, la casa cuenta con estancias de gran tamaño, todas ellas distribuidas en tres pisos. Se pueden encontrar las habitaciones más comunes como una sala principal, cocina, comer, oficina y sala de juegos.

A estas, se les suma una terraza, tres habitaciones con baño propio, un estudio, un lavadero y una habitación para invitados. En el exterior, el joven podrá disfrutar de un amplio jardín y un garage para tres vehículos.

La vida del joven en Canadá en la actualidad

Diego Saúl Reyna ya no es el mismo joven que llegó con 16 años a un país totalmente desconocido para él. Pasados 20 años, ha podido cumplir uno de sus sueños y formar una familia. Después de conocer a una joven canadiense, Katrina, tuvo con ella dos hijos.

Y con intención de mejorar la situación de los inmigrantes, ha decidido formar una compañía que les pueda guiar al aterrizar en Canadá. Como el mismo afirma, su testimonio puede ser útil para ayudar a otras personas.

En su mismo canal de Youtube, tiene una sección titulada "Instrucciones, como inmigrar/trabajar en Canadá". En ella, recopila información de lo más útil, en ocasiones, acompañado por su mujer.