Imágen de un hombre con un smartphone en la mano donde aparece un mensaje de SMS

La 'compra' que se convierte en pesadilla: alertan de una estafa que llega por SMS

Los ciberdelincuentes se intentan hacer con tus datos suplantando la identidad de tu banco

Las compras por Internet han experimentado un drástico crecimiento en los últimos años. Esto, a pesar de las facilidades que ofrece, también implica la necesidad de estar atentos a las estafas ante las que no podemos encontrar.

Debido al auge de las nuevas tecnologías, los timos y fraudes cada vez son más sofisticados. De hecho, uno de los más extendidos es aquel en el que los ciberdelincuentes suplantan la identidad de algunas de las entidades bancarias más importantes.

En este caso, tanto autoridades como bancos ya advierten de una práctica que, por desgracia, es muy habitual. Son muchas las entidades a las que han suplantado y muchas las víctimas que terminan cayendo en la trampa.

NOVEDAD WHATSAPP: Toca aquí para leer GRATIS tus noticias favoritas sobre PENSIONES y AYUDAS en WhatsApp 

El peligro de esta nueva estafa

Ningún organismo oficial está exento de sufrir una suplantación de identidad. Ha sucedido con Hacienda, con la DGT y también con entidades bancarias de renombre, como CaixaBank o Banco Santander.

Usando el móvil
Los delincuentes se hacen pasar por el banco para avisar de una elevada compra | Getty Images

En este caso, la nueva estafa que preocupa a las autoridades tiene que ver con esto último. Los delincuentes se hacen pasar por tu banco a través de un mensaje, pero, en realidad, lo que hacen es robar tus datos y credenciales para acceder a tu dinero.

La falsa compra que se convertirá en una pesadilla

Hace ya varios meses que se está repitiendo el mismo patrón. Se trata del envío de una serie de SMS, también correos electrónicos, que suplantan la identidad de entidades bancarias. Esta práctica se conoce como smishing.

En el mensaje se alerta de una compra que, supuestamente, ha llevado a cabo el usuario. Además, se acompaña de un enlace donde nos invitan a cancelar dicha transacción.

Cuando se hace clic en el link, es cuando los ciberdelincuentes roban los datos. El mensaje es el siguiente: “Compra aceptada por un importa de 986,45 euros. Si no ha sido usted siga los pasos en este enlace para cancelarla”.

Ten cuidado y no caigas en la trampa

La cantidad de esta nueva estafa se repite. Es siempre 986,45 euros. Aunque las autoridades no tienen claro el motivo, ya se han hecho pasar por entidades como CaixaBank, Bankinter o Abanca.

En el caso de que no tengas una cuenta en alguna de estas entidades, darse cuenta de la estafa es más sencillo. Sin embargo, si sí tienes una cuenta corriente en alguno de los bancos, hacer clic en el enlace puede conllevar que te roben esa cantidad de casi 1.000 euros.

Cómo evitar este tipo de timos según la Oficina de Seguridad del Internauta

En este sentido, la Oficina de Seguridad del Internauta ha querido compartir una serie de consejos para saber qué hacer en el caso de recibir un mensaje como este. En primer lugar, no se deben abrir mensajes de usuarios desconocidos y, por supuesto, no contestar. Además, hay que poner especial atención en no hacer clic en los enlaces.

PERSONA ESCRIBIENDO POR WHATSAPP
Es importante no hacer clic en enlaces de dudosa procedencia | Getty Images

Por otro lado, es importante revisar la URL de la página web, en caso de haberla. Si no tiene certificado, nunca compartas tu información personal y menos la bancaria. En caso de duda, contacta con la entidad o con la Policía.

Estas son las recomendaciones de las entidades bancarias

Al estar implicadas de forma directa, también son muchas las entidades que quieren lanzar sus consejos a clientes y no clientes para que no caigan en el smishing. Una de las recomendaciones del banco es cerrar las apps antes de acceder a su web oficial.

Lo mejor, por otro lado, es escribir la URL de la entidad en tu navegador y no acceder a ella a través de enlaces. Además, recuerdan que los bancos nunca notifican incidentes en la cuenta a través de SMS o email.

En caso de que uses la app del banco, asegúrate de que es la oficial e intenta utilizar contraseñas fiables o instalar la verificación en dos pasos. Por último, evita acceder al banco a través de dispositivos públicos o conectados a redes públicas.