Cinco consejos infalibles para cuidar la piel este verano

Cinco consejos infalibles para cuidar la piel este verano

Hay cosas que ya sabes, pero otras podrían pasarte desapercibidas a la hora de protegerte de los rayos solares

Cuidar la piel en verano es imprescindible. Y aunque su cuidado debe ser constantes durante todo el año, en esta estación es especialmente necesario. Sobre todo, si vamos a exponeros de manera directa y prolongada al sol.

Vamos a repasar cinco consejos fundamentales para cuidar la salud de tu rostro y cuerpo como se merecen.

Las claves infalibles para cuidar de tu piel en verano

La llegada del verano y las vacaciones es uno de los momentos clave del año para cuidar la piel. Es el momento perfecto para lucir un bonito bronceado, pero se trata también de la época del año con mayores riesgos. Sobre todo, debido a una mayor exposición a la radiación solar.

Quemaduras, rojeces, manchas, arrugas, etc. Son solo algunos de los resultados menos deseados de intensas jornadas de playa, piscina o montaña. Seamos o no conscientes, perjudican la salud de nuestra dermis.

Limpieza e hidratación

Empezar por una buena limpieza, tanto del cutis como del resto del cuerpo, es un must a cumplir, especialmente en verano. Es importante que, en tu rutina de limpieza diaria, utilices productos no agresivos. No deben generar irritación y han de ser sin perfume.

Lo siguiente después de este primer paso es hidratar, tanto por dentro como por fuera. La hidratación externa, es decir, la que proviene de cremas o aceites, aporta esa dosis de extra más que necesaria en verano.

En cuanto a la interna, en esta época estival es especialmente importante beber mayor cantidad de líquidos. Puede ser agua, infusiones o zumos de frutas naturales. Además de hidratarnos, con la mayor ingesta de líquidos podemos aprovechar a beber aquellas que aporten beneficios adicionales a nuestro organismo.

Hábitos saludables

La alimentación tiene también un efecto directo en el aspecto de nuestra dermis. Lo más recomendable en estas fechas de mayor calor es aumentar el consumo de productos ricos en vitaminas antioxidantes como la A, C y E. Estos alimentos combaten la degeneración celular y previenen el envejecimiento.

Al igual que la alimentación, una buena rutina de sueño es otro de los factores clave. Para mantener la dermis en buen estado, es muy importante cuidar el tiempo de descanso. Es durante las horas de sueño cuando las células se producen y recuperan su fuerza.

Protegerse del sol

Uno de los recursos fundamentales para protegernos del sol y los rayos ultravioleta son las cremas solares. Pero, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir una u otra loción?

Como nos adelantan desde este perfil de Instagram, es muy importante que el nivel de protección ante quemaduras solares sea, como mínimo, de factor 30. Cuanto más alto sea este filtro, más amplio es el periodo que se puede tomar el sol sin riesgo de sufrir quemaduras.

Además del alto índice de protección, es importante que proteja contra los rayos UVA, así como de los rayos UVB. También es recomendable asegurarse que la crema elegida sea resistente al agua.

Evita las horas de mayor incidencia solar

Como recuerda cada año la Asociación Española de Dermatología y Venereología, intenta evitar la exposición solar en las horas centrales del día. Se trata de un consejo básico que, por desgracia, en ocasiones todos olvidamos.

Ropa y complementos adecuados

Además de la aplicación de las cremas solares para protegernos del sol, no debemos olvidar otros grandes aliados de nuestra piel en estas fechas. Los sombreros, gorros y gafas de sol son imprescindibles. 

Protegerán nuestro rostro, cuello y escote además de los ojos y la cabeza en momentos de mayor radiación solar. 

Siguiendo estos consejos podrás cuidar de tu piel este verano y disfrutarlo al máximo. No es tan difícil y te reportará grandes beneficios.