Sacando dinero

Estos son los bancos que más han subido las comisiones a los clientes en 2022

Un estudio revela el gran aumento de las comisiones que cobran los bancos en España

Una gran noticia para algunos pero no tan buena para muchos clientes. Un reciente estudio ha revelado el aumento drástico de los tipos de interés en muchas entidades bancarias. Esto supone un beneficio para los mismos bancos, que verán mejorado su margen de intermediación, pero que perjudica a los clientes menos vinculados.

El reciente Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España ha revelado cuál es el mayor sustento de las entidades bancarias. Con 12.676 millones de euros, los ingresos por comisiones suponen un 40,40% del total de los ingresos brutos de los bancos.

Pagar más por tu cuenta o tarjeta

A pesar de ello, este 2022 las entidades han optado por aumentar aún más estas comisiones con una gran diferencia respecto al año pasado. Concretamente, se destaca el aumento del tipo de interés en dos de sus productos más demandados: las cuentas bancarias y las tarjetas de débito.

"La principal fuente de ingresos por comisiones son los servicios de pago, con las tarjetas de crédito y débito como la principal categoría de ingresos a nivel consolidado" han explicado desde el Banco de España.

El estudio que ha llevado a cabo Asufin, asociación en defensa del consumidor, y que se recoge en el III Barómetro compara las diferentes firmas y el aumento de sus comisiones en el último año. Con todo, ha facilitado los siguientes datos:

tabla comparativa con el aumento de las comisiones en el 2022
Tabla comparativa de las diferentes entidades bancarias y sus comisiones | Asufin

Como se puede observar en la tabla, las principales entidades bancarias españolas, CaixaBank, Santander y BBVA, son las que ofrecen comisiones más caras. Por otro lado, bancos menos populares como Ibercaja, Deutsche Bank o Unicaja cuentan con menos extras.

Los bancos que más han subido las comisiones

Algunos de los bancos que más han subido las comisiones son Santander y BBVA, aunque no son los que más. El primero de ellos asciende de 94 a 240 euros el precio por mantener una cuenta, mientras que la entidad vasca la pasa de 100 a 160 euros.

Otra de las firmas que también ha sufrido un aumento considerable de sus tarifas es Abanka. Mientras que hace un año las comisiones de esta entidad eran de 50 euros, ahora se encuentran a 144. En menor medida, Kutxabank pasa de 100 a 120 euros el precio por mantenimiento.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

No obstante, quien más ha más ha subido sus precios en el último año es CaixaBank. El precio por mantenimiento de una cuenta en este banco ha pasado de 60 a 240 euros. Por otro lado, el coste de la tarjeta ha aumentado de 36 a 50 euros.

Sin embargo, disminuyen el cargo por descubiertos y elimina el de ingresos de cheque. El banco, no obstante, ha afirmado que “la mayoría de clientes cumplen todo o parte”, refiriéndose a las condiciones de vinculación y, por lo tanto, libres de comisiones.

Las tarjetas también se encarecen

Además del incremento de las comisiones por mantener una cuenta en el banco, las tarjetas de débito también se ven afectadas. La media de comisión por tarjeta se encuentra ahora en 32,73 euros por emisión o renovación al año, frente a los 30,17 de hace un año.

En este apartado, CaixaBank  también se corona como la entidad con los precios más caros. Si hace un año las comisiones por tarjeta en este banco estaban a 36 euros, ahora se deberá pagar 50 euros anuales. Por debajo se encuentra Unicaja, que pasa de 32 a 44 euros por mantener la tarjeta.

Un hombre paga con tarjeta en un datáfono
El uso de las tarjetas está muy extendido en nuestro país | Getty Images

Ventajas para los más vinculados

Los resultados del estudio muestra como el coste medio de los dos productos (cuenta más tarjeta) asciende de esta manera a 174 euros, cuando en 2021 estaba en 140,16 euros. Sin embargo, a pesar de que este aumento perjudica a la mayoría de clientes, Asufin destaca que algunas entidades incluyen diferentes niveles de vinculación.

Esto último significa que los bancos ofrecen mayores bonificaciones, por ejemplo, reduciendo o eliminando las comisiones, a los clientes que cumplan con unos requisitos de vinculación más estrecha. Algo que algunos han criticado de discriminación del cliente por no cumplir ciertas condiciones.