Unas manos sujetando un teléfono móvil que tiene la aplicación de Bizum abierta

El Banco de España reconoce un serio problema con Bizum: puedes quedarte sin dinero

Es importante que tengamos en cuenta algunos aspectos si no queremos ser estafados

Si nos llegan a decir veinte años atrás que la transacción de dinero sería posible con un solo 'click' no nos lo creeríamos. Pero por otra parte, como todo avance tecnológico, ninguna aplicación está exenta de presentar riesgos y Bizum es una de ellas.

La nueva estafa con Bizum que amenaza a tu dinero

Es increíble la cantidad de avances tecnológicos que hay en el mundo, pero todavía es más increíble aún la adaptación que tenemos las personas hacia ellos. Lo que en su día parecía algo complicado de hacer, a día de hoy es algo completamente normal.

Si todavía no estábamos satisfechos con algunas comodidades, la llegada de Bizum ha acabado de facilitar todavía más nuestras vidas. Esta aplicación, que en un principio suscitaba ciertas dudas, actualmente es utilizada por millones de personas.

Billetes de 50 euros saliendo de un cajero
Muchas personas han dejado de usar efectivo en los últimos años | Getty Images

La rapidez y agilidad son dos de los pilares que la sustentan, y es que si algo caracteriza esta aplicación es la forma en la que mueve el dinero. Basta con dar un simple 'ok' para mandar dinero a cualquier persona que queramos.

Aun así, esta plataforma de pagos presenta ciertos riesgos que debemos tener presentes. Aunque inicialmente fue impulsada por diversas entidades bancarias españolas, la Guarida Civil y la Policía Nacional han lanzado un mensaje de alerta.

Y es que la tecnología no es lo único que avanza, junto a ella también aparecen nuevas amenazas, como la ciberdelincuencia. Por esta razón, si sueles utilizar Bizum deberías tener en cuenta que la presencia de estafadores sigue estando presente.

Estos son los tipos de timos que debes evitar

Seguramente hayas hecho uso de esta plataforma en alguna ocasión. Bien sea para recibir o mandar dinero, es importante que conozcas de primera mano los posibles timos a los que podrías enfrentarte. Vamos a verlos a continuación:

1. El falso comprador

Actualmente existen miles de aplicaciones de venta de productos, sobre todo de segunda mano. Esto quiere decir que, por lo tanto, la compra-venta entre particulares está en pleno auge. Sin embargo, muchos timos se producen precisamente en estos casos.

Es muy habitual ofrecer una especie de 'paga y señal' si alguien se ha interesado por algún producto y quiere que se lo reservemos. No obstante, esta es la ocasión que suelen aprovechar para realizar la estafa.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Así pues, si observas que alguien quiere comprarte algo y te ofrece una parte de dinero por adelantado, asegúrate que la notificación que te llega por Bizum es de un pago y no de una autorización de pago.

Con el objetivo de llevarnos a confusión, los estafadores indican el importe que nos han dicho, pero lo hacen a través de una autorización. Por eso, si no estamos atentos y picamos, lo que estaremos haciendo no será aceptar el dinero, sino todo lo contrario.

2. El falso vendedor

De la misma forma que ocurre con el perfil de comprador, los estafadores a veces también se pueden situar en el otro extremo, en el de vendedor. Este tipo de estafas también están diseñadas para confundirnos y hacer que caigamos en ellas.

En estos casos los estafadores suelen recurrir a varias técnicas. La primera es la de publicar artículos que tengan un bajo precio y que nos den a pensar que es un 'chollazo'. Lamentablemente, muchas personas pican, acaban pagando por ello y finalmente se quedan sin recibir el supuesto producto.

Pero esta no es la única forma que tienen de sacar el dinero. También podemos ver que otra de las técnicas utilizadas es la de hacerse pasar por un contacto de nuestra agenda. Este modus operandi tiene la finalidad de hacernos creer que nos han enviado dinero 'por error' y, por lo tanto, piden que se lo reembolsemos.

3. Las falsas prestaciones públicas

Esta tercera estafa es muy similar a la primera, ya que utilizan la misma técnica de pedir dinero (en vez de darlo). Sin embargo, la principal diferencia radica en que aquí se hacen pasar por un organismo público, como por ejemplo el INEM.

Persona pulsando la pantalla de un teléfono móvil
Las víctimas suelen ser personas desempleadas | Getty Images

Intentan buscar víctimas que se encuentren en situación de paro o que estén pendientes de recibir alguna notificación de estos organismos, ya que son más susceptibles de caer en esta estafa. 

Cualquiera de estas tres situaciones podría comprometer nuestro dinero e incluso podríamos llegar a perderlo, ya que los pagos que se realizan a través de Bizum son irrevocables. Sin embargo, conociendo ahora esta información podremos estar mucho más precavidos. Y ante la duda, lo mejor es avisar siempre a nuestra entidad bancaria.