Logo EspanaDiario.tips
Logo EspanaDiario.tips
Logo Youtube Espanadiario.tips
Logo whatsapp
Montaje con una imagen de un coche de la Policía Nacional y unas llaves colgando de una puerta

Aviso de la Policía: Si encuentras esto en la puerta de tu casa, llama rápido al 091

La Policía denuncia uno de los métodos más utilizados por los ladrones

La Policía Nacional ha dado la voz de alarma. Si al llegar a tu casa detectas algo extraño en la puerta, no dudes en ponerte en contacto con ellos. Es posible que tu vivienda sea objetivo de los ladrones.

Por lo general recurren a técnicas sofisticadas e innovadoras para llevar a cabo sus robos. Pero también consiguen excelentes resultados con los métodos de toda la vida y que nunca pasan de moda. Así lo advierten en redes sociales.

Logo de WhatsAppNOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las novedades de los  Supermercados de España! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp

La última estrategia denunciada parece a simple vista inofensiva. Sin embargo, en caso de detectarla en el acceso al inmueble, lo conveniente sería llamar al 091.

Si te encuentras esto en la puerta, ponte alerta

La técnica consiste básicamente en poner unos hilos de pegamento o plástico entre el marco y la puerta. Es la manera que tienen los cacos de identificar una casa que se encuentre deshabitada o que cuenta con muchas ausencias. Sería el primer paso para proceder posteriormente a la entrada de la misma.

Explican que "vuelves a casa después de pasar el fin de semana fuera y te encuentras testigos de plástico o hilos de pegamento. Entre la puerta de tu casa y el marco". De ocurrir esto, supondría una señal a tener en cuenta.

Ladrón con pasamontañas intentando forzar la puerta de una casa
Los ladrones recurren a los chivatos para entrar con más facilidad en las viviendas | Getty Images

"Recuerda, los ladrones los utilizan para encontrar posibles casas vacías", añaden. De encontrarte con esta situación, lo conveniente sería poner el asunto en manos de la Policía Nacional. Además insisten en que no se toque nada, para no alterar las posibles pruebas.

¿Para qué sirven esos hilos a los ladrones?

Los hilos de pegamento o plástico no solo sirven para señalar a las viviendas vacías. Los ladrones, al cabo de unos días, regresarán a ese lugar para comprobar que las marcas siguen intactas. Eso es una prueba de que nadie ha accedido al interior del inmueble, por lo que cuentan con la garantía de que no reside nadie.

Así tendrán unas condiciones más favorables para cometer el robo, sin necesidad de preocuparse por la presencia de los propietarios. En este sentido resulta muy importante la aportación de los vecinos. Ellos pueden detectar las marcas en las puertas y así evitar posibles incidencias en las casas colindantes.

Otros métodos muy usados por los cacos

Los ladrones nunca se suelen arriesgar a entrar en una vivienda en la que haya gente en su interior. Por eso recurren a una serie de marcas, también conocidas como chivatos o testigos. Será la manera de comunicarse y de garantizarse que tendrán un acceso más sencillo.

A lo largo de los últimos años, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil han ido desvelando las estrategias más frecuentes. Además de los hilos de pegamento, existen otros sistemas que les reportan muchos éxitos ante el desconocimiento de los ciudadanos.

Imágen de un ladrón forzando la puerta de una vivienda con una palanca
Un ladrón trata de forzar una puerta | Getty Images

Pegar celo entre la puerta y el marco es otra forma de comprobar que no reside nadie en el inmueble. En el caso de que se abra en algún instante, el celo transparente se soltará y sabrán que no está deshabitada la propiedad. Se presenta como la alternativa a los hilos de cola.

Una tercera posibilidad pasa por colocar unas pequeñas piezas de plástico o cartón en los laterales de la puerta, donde se produce el cierre. De mantenerse en la misma situación al cabo de unos días significará que nadie ha entrado, por lo que los ladrones contarán con vía libre.

Entre las advertencias de la Policía también se encuentra la mirilla rota. Eso puede ser un síntoma de que están rondando la casa y de que en cualquier instante pueden cometer el asalto.

Por último, también resulta habitual que inserten en las cerraduras bolitas de papel. Si después de un tiempo siguen en el mismo sitio tendrán la certeza de que nadie ha entrado al inmueble recientemente.