Dos agentes de la Guardia Civil de Tráfico en un control policial en invierno

El aparato que la DGT obliga a comprar, pero no te servirá de nada pasado un tiempo

Tráfico ha modificado la normativa que lleva anunciando desde hace meses

Si te has adelantado y ya has comprado una baliza luminosa V16 para el coche, sentimos decirte que, en un tiempo, no te servirá de nada. La Dirección General de Tráfico (DGT) ha modificado una de las normativas que ya había anunciado. 

Tráfico cuenta con un gran listado de propuestas que pretende ir aplicando a lo largo de los próximos años. Una de ellas, tal como se había informado, tiene que ver con la obligación de llevar balizas luminosas. No obstante, ahora la DGT ha avisado de cambios importantes en cuanto a esta regulación. 

El aparato que la DGT obliga a comprar a todos los conductores

La Jefatura de Tráfico está constantemente actualizando sus normativas y adaptándose a las nuevas formas de conducción. Uno de los objetivos que persigue con estos cambios, es reducir al máximo la cifra de personas fallecidas en las carreteras. 

Por esa misma razón, en 2018, se instauró la Instrucción 18/V-132. Con esta regulación, en caso de avería o estacionamiento forzado en medio de la vía, los usuarios pueden combinar el uso de triángulos reflectantes y balizas luminosas V16. 

Un coche rojo circulando por una carretera
En caso de avería, los conductores pueden combinar el uso de triángulos reflectantes y balizas luminosas V16 | Getty Images

Este segundo aparato permite enviar señales de luz y su instalación es muy sencilla, ya que se coloca en el techo del vehículo y los conductores no tiene que salir del interior para hacerlo. De esta manera, se evitan posibles accidentes por atropello. 

Si ya has adquirido la baliza, debes saber esto 

Los siniestros mortales por arrollamiento al bajar del coche son más comunes de lo que parece. Según los datos de la DGT, en 2018, una de cada tres personas que perdió la vida en las carreteras, sufrió el accidente al salir del vehículo. 

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las novedades de Mercadona! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp 

Así pues, las balizas luminosas son valoradas como el sistema más seguro. Es por eso que Tráfico ha ordenado que pasen a ser obligatorias a partir del 2 de enero de 2024 y, por su contra, los triángulos dejarán de serlo. 

No se trata de ninguna novedad, pues la DGT lleva anunciando este cambio desde hace meses. Por eso, algunos conductores ya se han adelantado a comprar el dispositivo. Sin embargo, todos ellos deben saber que, pasados los dos primeros años, su uso quedará obsoleto.  

La baliza luminosa V16 ya tiene sustituta 

A todo esto, Tráfico tiene entre manos la creación de una plataforma digital que se conectará directamente a las balizas luminosas. Se trata de un sistema de aviso, a través del cual se enviarán señales de posición a la DGT, para localizar el vehículo aturado en medio de la carretera de manera rápida y eficaz. 

Un conductor coloca una luz de emergencia encima de su coche con la ventanilla bajada
La DGT obligará a llevar una luz de emergencia que sustituirá al triángulo a partir del 2024 | cedida

No obstante, los dispositivos V16 que se encuentran hoy en día en los puntos de venta, tienen un gran hándicap, y es que no están diseñados para conectarse a dicha plataforma. 

Es por eso que, cuando el sistema de geolocalización esté operativo, las balizas actuales dejarán de ser funcionales y deberán cambiarse por otras con posibilidad de conexión. 

Adiós definitivo a los triángulos de emergencia 

Con la implementación de esta nueva normativa, el uso de los triángulos de emergencia deja de tener sentido. Así pues, la DGT ya ha anunciado la fecha en la que estos elementos pasarán a estar prohibidos. Según lo previsto, esto ocurrirá en enero de 2026, fecha en la que también pasarán a inhabilitarse las balizas V16 no conectadas. 

Aquellos que ya hayan comprado el aparato, solo podrán usarlo hasta dentro de tres años. Así mismo, tendrán que adquirir un nuevo dispositivo conectado. Esta segunda versión, ya se puede encontrar en algunos puntos de venta oficiales y, su precio, ronda los 50 euros.