No le gusta el agua

No puedo beber agua: mejores alternativas para hidratarte y combatir el calor

¿No te gusta el agua, pero quieres hidratarte en verano? Combate el calor con otras propuestas sencillas y deliciosas.

Aunque no lo creas, hay personas a las que no les gusta beber agua. Y si has llegado hasta aquí, es muy probable que tú también seas una de ellas. Si bien el comentario "No me gusta el agua" pone los ojos en blanco, en realidad se trata de una protesta legítima. Y totalmente normal. Como sabemos, una dieta equilibrada también requiere una hidratación óptima. 

Pero si es complicado, para el común de los mortales, seguir las recomendaciones oficiales en cuanto al consumo diario de agua, lo es aún más para los que tienden a tener horror a esta bebida. Sabemos que el agua es la única bebida imprescindible. Pero, ¿qué podemos hacer para mantenernos hidratados, y frescos en verano, cuando no nos gusta?

¿Por qué a algunas personas no les gusta beber agua?

Los expertos entienden totalmente que algunas personas no sean fanáticas del agua como bebida, porque muchas veces no les gusta su sabor. No debemos olvidar que, dependiendo de las fuentes y las marcas, las aguas son más o menos fuertes.

Por lo que, si no te gusta el agua demasiado fuerte, puedes probar a pasar a aguas más neutras, que sean aptas, por ejemplo, para la alimentación de los más pequeños. Por el contrario, si el problema es el lado insípido, es posible optar a aguas más “pronunciadas”. Como por ejemplo es el caso de las bebidas de agua con alto contenido en magnesio.

Vaso de agua
¿Por qué no te gusta el agua? Identificar la causa puede ser útil para solucionarlo | Getty Images

Como señalan los expertos, aparte de que el sabor es demasiado fuerte o no lo suficientemente fuerte, podemos pensar que no nos gusta el agua cuando no tenemos el hábito de beberla.

¿Cómo “mejorar” el sabor del agua?

Si deseas probar a beber más agua, en realidad hay algunos trucos sencillos que pueden ser de mucha ayuda. Por ejemplo, puedes añadir algunas rodajas de cítricos para aportarle un sabor aromático y diferente al agua. Como las rodajas de naranja, lima, limón o pomelo.

También es posible acompañar el vaso o la botella de agua con hojas de hierbabuena, menta o cualquier hierba aromática. Y el jengibre es otra opción ideal. A continuación, recogemos una lista con algunas de las alternativas más sabrosas para aquellos que quieran aportar un nuevo sabor a su agua.

1. Agua detox de fresas y albahaca

Solo necesitas cortar 10 fresas por la mitad. Coloca la fruta y 5 hojas de albahaca fresca en una jarra de 1 litro de agua y 5 cubitos de hielo.

2. Agua sabor naranja y limón

Lava una naranja, medio limón orgánico y un pomelo. Corta los cítricos en rodajas de unos 4 mm de grosor.  Coloca la mitad de las rodajas en una jarra con una ramita de romero. Añade 1 litro de agua, y finalmente el resto de los cítricos. Conserva durante la noche.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

3. Té helado de melocotones

Prepara una taza de té Earl Grey ligeramente infusionado y deja que se enfríe por completo. Pela y deshuesa 2 melocotones grandes. Coloca ahora en el vaso de una licuadora 6 cubitos de hielo, los melocotones, el té y 2 cucharadas de miel. Mezcla durante 30 segundos, hasta obtener una bebida suave.

4. Agua de kiwi y manzana

Pela 4 kiwis. En una licuadora, mezcla los kiwis con 1 manzana, hojas de menta, el jugo de medio limón y 2 cucharadas de azúcar de caña integral con 15 cl de agua mineral. En cada vaso coloca hielo picado hasta aproximadamente cubrir ⅓. Para terminar, añade la mezcla licuada.