Una mujer con la mano delante levantada a muy poca distancia de su boca

Los 6 populares alimentos que provocan muy mal aliento y no lo sabías

La halitosis es un desagradable problema que afecta a muchísimas personas

 Una correcta alimentación resulta fundamental para gozar de una buena salud y evitar enfermedades. Pero escoger con acierto los alimentos que comemos también nos ayudará a solucionar un molesto problema: el mal aliento. Se trata de un problema que afecta a muchas personas en todo el mundo, pero del que no se suele hablar demasiado.

¿Por qué nos huele mal la boca?

Se calcula que la halitosis afecta a un 30% de la población adulta en España. Ahora bien, a diferencia de la creencia de que la causa debemos buscarla en el estómago, lo cierto es que está en nuestra misma boca. En concreto, en unas bacterias orales que proliferan en la parte trasera de la lengua, que liberan gases malolientes llamados compuestos sulfurados volátiles (CSV).

Para combatir estas bacterias resulta fundamental una higiene bucal adecuada, que incluya el cepillado de la lengua, así como las revisiones periódicas. Ahora bien, algunos expertos también reconocen que existen alimentos que pueden empeorar el problema. A continuación, te vamos a desvelar seis alimentos que provocan muy mal aliento y quizás no lo sabías:

Mal aliento
El consumo de ciertos alimentos puede dar pie al mal aliento | Getty Images

1. Huevo

Los huevos son uno de los productos más populares de nuestra gastronomía, y están presentes en una gran cantidad de comidas. Lo que pasa es que su alto contenido en azufre, presente sobre todo en la yema, es responsable de un desagradable olor. Este suele presentarse sobre todo cuando sobrecocemos los huevos.

Esta característica convierte al huevo en uno de nuestros enemigos, si lo que queremos es tener buen olor de boca. En todo caso, como resulta complicado intentar no comer huevos nunca más, existe una solución muy fácil. Podemos optar por cepillarnos los dientes y la lengua justo después de su consumo, para eliminar cualquier resto de comida de la boca.

2. Cordero

En general, la halitosis se ve empeorada con el consumo de carnes rojas, pescado, lácteos y muchos otros productos de origen animal. La explicación es que se trata de alimentos con un alto nivel de grasa, que puede provocar gastritis y reflujo. Pero si hay una carne que deberíamos pensárnoslo dos veces antes de comerla, esta es la de cordero.

La carne de cordero suele contener mucha grasa, por lo que agrava el mal aliento. Es más, se trata de un alimento rico en aminoácidos, por lo que contiene azufre en grandes cantidades. Otros alimentos ricos en aminoácidos azufrados son el pollo o el marisco.

3. Cebolla y ajo

La cebolla y el ajo son alimentos omnipresentes en nuestra gastronomía y que también empeoran el mal aliento. Pertenecen, junto a los puerros o las cebolletas, a los alimentos conocidos como verduras allium, y contienen organoazufres.

Estos compuestos orgánicos, como su propio nombre indica, son ricos en átomos de azufre enlazados con átomos de carbono. Es por eso que están claramente relacionados con los malos olores. Todos los alimentos ricos en azufre son los preferidos por las bacterias de la boca responsables del mal olor.

Ajos blancos y cebollas rojas y naranjas en una mesa de madera
Las cebollas y los ajos agravan el mal olor de boca | Getty Images

4. Col

Otros alimentos muy ricos, una vez más, en azufre, son los vegetales crucíferos. Puede que el nombre te suene un poco extraño, pero se trata de productos muy utilizados en nuestra cocina. Por poner algunos ejemplos, la col, la coliflor, los coles de Bruselas, el repollo, el brócoli o la col lombarda forman parte de este grupo de alimentos.

En concreto, se trata de productos muy ricos en glucosinolato, un compuesto con grandes cantidades de azufre. Su consumo, aunque beneficioso, puede convertirse en una pesadilla para los que padecen halitosis, sobre todo si quedan restos en la boca. Es por ello que debemos pensar en cepillarnos los dientes y el resto de la boca justo después de su consumo, para evitar el mal olor.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

5. Arroz

Aunque muchas personas suelen ignorar este detalle, los alimentos que provocan estreñimiento también son responsables del mal aliento. El efecto astringente de algunos productos juegan en nuestra contra si padecemos halitosis. Es por ello que los expertos recomiendan evitar hasta cierto punto el arroz blanco, rico en almidón, pero también los fritos, los lácteos o incluso el chocolate.

Es más, deberíamos pensar en aumentar las cantidades de fibra que ingerimos, porque ayudan a evacuar con más facilidad. La mejor opción son los vegetales de hojas verdes, ya que también ayudan a reducir la inflamación gingival y la clorofila tiene propiedades desodorizantes.

6. Café

El mejor aliado de las bacterias que producen el mal olor de boca son los alimentos que provocan la sequedad bucal, como el café, el tabaco o el alcohol. Estos productos evitan que salivemos, y por tanto ayudan a la proliferación de microorganismos. Pero es que, además, también contienen por sí mismos compuestos que empeoran el mal olor de boca.

Según los expertos, si queremos acabar con la halitosis, lo mejor que podemos hacer es masticar mucho la comida. Este acto aumenta los niveles de secreción de saliva, con un efecto limpiador en nuestra boca. Por ello, los alimentos con mucha fibra, como los cereales o la fruta entera, nos ayudaran a reducir la presencia de bacterias bucales.