Primer plano de Jennifer López delante de la piscina

El único alimento que tiene prohibido comer Jennifer López para evitar las arrugas

A juzgar por su aspecto, nadie diría que la cantante tiene más de 50 años

Hoy en día sabemos la repercusión que pueden tener ciertos hábitos en nuestra salud, y concretamente en nuestro aspecto. Si hay alguien que parece tener 20 años menos y que esquiva el envejecimiento mejor que nadie, esa es Jennifer López. 

Su secreto mejor guardado

La actriz, cantante y bailarina luce espectacular a sus 52 años. Nadie puede cuestionar el indudable atractivo físico que mantiene, y es que al parecer, sabe mejor que nadie como obtener esos resultados. Aunque desde fuera puede parecer misión imposible, la realidad es que no necesita mucho para mantenerse así de radiante.

Todos sabemos la importancia de mantener ciertos hábitos para ganar en salud y calidad de vida. La alimentación, la práctica de ejercicio y la rutina de sueño son tres pilares fundamentales a los que debemos prestar atención si queremos mantenernos jóvenes y sanos.

Jennifer López en la 77a entrega anual de los Globos de Oro el domingo 5 de enero de 2020 en Beverly Hills, California.
Jennifer López presume de un físico envidiable a sus 52 años | GTRES

En este sentido, la cantante lo tiene muy claro. Llevar una vida sana y equilibrada es una de las claves que lleva siguiendo desde hace mucho tiempo. Y al parecer le está ofreciendo buenos resultados, ya que en cada concierto que da se la ve totalmente estupenda.

Pero esa cara radiante y luminosa no es fruto de la casualidad. Jennifer López se ha sincerado y ha explicado cuál es la razón por la cual no existe ni una arruga en su rostro. Se trata nada más y nada menos que de un alimento presente en la gran mayoría (por no decir) todos los hogares del mundo.

Así pues, si hay algo que Jennifer López ha sacado completamente de su vida, es el azúcar. La cantante ha afirmado que tras retirar este ingrediente de su dieta, se mantiene totalmente ajena a las manchas o los signos de cansancio tan propios de su edad.

Y razón no le falta. El azúcar es uno de los productos más dañinos para nuestra salud, tal y como apunta la Organización Mundial de la Salud (OMS). Un exceso de azúcar puede acarrearnos consecuencias muy negativas, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de un producto adictivo.

Los efectos que el azúcar provoca en nuestro organismo

A día de hoy todo el mundo sabe que un consumo excesivo de azúcar puede ser peligroso para nuestra salud. La razón principal es porque su ingesta diaria puede ocasionarnos algunos tipos de enfermedades cardiovasculares, así como sobrepeso y obesidad.

Pero estas no son las únicas consecuencias que podríamos experimentar. Algunas menos conocidas y que también nos deben poner en alerta son los problemas de memoria, la dificultad para saciar el hambre, el deterioro cognitivo o problemas de piel.

Labios de una mujer con vaselina
La glicación, producida por un exceso de azúcar, puede dañar nuestra piel | Getty Images

Si nos centramos en este último aspecto, veremos que un exceso de azúcar en el torrente sanguíneo puede causar glicación. Eso es una reacción química que se suele dar cuando los niveles de azúcar en sangre son muy altos, tanto o más que los que nuestra insulina podría procesar.

Cuando esto ocurre nuestra piel puede verse seriamente perjudicada, ya que la glicación afecta a ciertos elementos como el colágeno o la elastina, que son los responsables de mantenerla elástica. Así pues, cuanta más glicación tenga nuestro organismo, más rápido envejecerá nuestra piel.

Otras alternativas más saludables

Por suerte a día de hoy existen otras alternativas mucho más saludables que el azúcar blanco o refinado. Los endulzantes naturales están empezando a cobrar cada vez más protagonismo en la dieta de muchas personas, y no es para menos.

Existen alternativas que pueden darle un sabor dulce a tus comidas o bebidas, como por ejemplo el sirope de agave o de arce. Ambas opciones no solo son más sanas, sino que también te ayudarán a combatir el envejecimiento prematuro.

Una cuchara de miel en un vaso lleno de miel y panales detrás
La miel tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias perfectas para tratar la piel | Getty Images

También puedes optar por la estevia o la miel natural. En el primer caso se trata de una planta totalmente natural, y presenta numerosos beneficios como la mejora de la salud dental, de la digestión o la circulación. Sin embargo, la miel también puede ser una excelente opción sobre todo por sus propiedades antibióticas y antibacterianas.