Pasillo largo de supermercado con estanterías llenas de productos y una persona al fondo

Alerta sanitaria: retiran un conocido producto por el hallazgo de hepatitis A

Al ser un virus altamente infeccioso, se recomienda prestar especial atención al etiquetado del producto

Nueva alerta sanitaria, esta vez relacionada con un producto muy común en los supermercados: frutas del bosque congeladas de una conocida marca. Desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y las distintas autoridades sanitarias recomiendan prescindir de su consumo y devolver las unidades a su punto de compra.

Teniendo en cuento la gravedad del asunto, las autoridades han señalado que cualquier posible consumidor consulte, con atención, si su lote pertenece a algunos de los afectados, puesto que ingerirlo podría poner en riesgo su salud.

Hallan un contagioso virus en frutas del bosque congeladas

Conocido como FRUITBERRY MIX, el producto consiste en una mezcla de frutas como fresas, arándanos y frambuesas. Elaborado por la marca ARDO en envases de 1 y 2,5 kg, proviene de Bélgica, desde donde se distribuye a otros países como España.

Gracias a la información trasladada por la Red Alimentaria Europea (RASFF) por una alerta de las autoridades sanitarias de Hungría, la AESAN ha podido tener constancia de la presencia del virus hepatitis A en lotes de dicho producto.

Montaje alerta alimentaria Fruitberry Mix de ARDO
Las autoridades sanitarias recomiendan prescindir de su consumo | España Diario TIPS

Sin embargo, cabe destacar que esta alerta solo afecta a algunos lotes en concreto. En el caso de los envases de 1 kg, los lotes afectados son: el 586 22130 con consumo preferente hasta el 10-11-2024 y el 586 22131 con consumo preferente hasta el 11-11-2024.

En el caso de los envases de 2,5 kg, solo afecta a un lote: el 586 22131 con consumo preferente hasta el 31-05-2024. Como se ha señalado anteriormente, los usuarios que hayan podido adquirir este producto, deberán comprobar en su etiquetado el número de su lote para comprobar que su consumo sea seguro.

¿Qué es la hepatitis A?

La hepatitis A es un virus que afecta directamente al hígado, pues provoca su irritación e hinchazón. Conocida por su alta contagiosidad, suele padecerse al consumir alimentos o agua que estén contaminados. Es decir, normalmente está ligada a una incorrecta manipulación de los alimentos.

Los síntomas más comunes son fiebre, malestar físico, diarrea, náuseas, dolores abdominales, ictericia y pérdida de apetito. No obstante, la manifestación de estos siempre puede variar dependiendo de la persona infectada, incluso hay quienes no experimentan ninguno de ellos.

En el caso de sí hacerlo, lo más habitual es experimentarlos una vez transcurren 28 días después de la exposición. Asimismo, el cuadro clínico no suele duras más de una o dos semanas y siempre dependerá de si la persona infectada está vacunada o no.

Aunque no tiene un tratamiento específico como tal, los especialistas recomiendan una dieta saludable y la administración de otros medicamentos para disminuir los síntomas que se puedan desarrollar. Normalmente, el paciente debe guardar reposo durante un tiempo y asegurarse de que se hidrata correctamente.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Al ser un virus de corta duración, los pacientes suelen recuperarse sin tener que visitar al médico, en poco tiempo y sin secuelas posteriores. No obstante, en menos cantidad se dan casos de complicaciones como la aparición de insuficiencias hepáticas.

¿Cómo afecta esta alerta a España?

Según las fuentes oficiales, en España todavía no consta ningún caso notificado relacionado con esta alerta. Sin embargo, las pesquisas preliminares señalan que dicho producto habría sido distribuido 7 comunidades autónomas.

Entre ellas: Andalucía, Baleares, Cataluña, Castilla y León, Murcia, Comunidad Valenciana y País Vasco. Teniendo en cuenta la gran cantidad de puntos de venta, se recomienda que los consumidores presten especial atención al posible desarrollo de síntomas asociados a la hepatitis A.

El Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) ha sido el encargado de trasladar esta información a las autoridades sanitarias de cada comunidad autónoma. Asimismo, el SCIRI es el encargado de verificar la retirada de los productos en cualquier canal de comercialización con la intención de preservar la seguridad de los consumidores.