Foto de un niño en un hospital con un peluche.

La alerta de los pediatras sobre el colapso en los hospitales de toda España: 2 causas

Los pediatras españoles aseguran que la situación está muy tensionada en los centros hospitalarios

Los pediatras españoles han lanzado un importante grito de alerta estos días. La situación en los centros hospitalarios ha empeorado muchísimo, hasta tal punto que no consiguen dar abasto. De hecho, muchos aseguran que los problemas se han multiplicado de tal forma, que están totalmente desbordados.

Algunos incluso hablan de colapso hospitalario en nuestro país. Los médicos confirman que prácticamente todos los hospitales de España se encuentran en la misma situación, sea en las plantas de pediatría o en las UCIS. Y detrás de ello hay dos causas principales, para las que piden que se ponga una solución.

La causa del colapso hospitalario que denuncian los pediatras

Según explican los pediatras, cada vez más niños acuden a consulta padeciendo bronquiolitis. Se trata de una complicación derivada del VRS, el Virus Respiratorio Sincitial, que ha vuelto con fuerza este otoño, como ya advertían muchos sanitarios.

La cantidad de casos de esta enfermedad es alarmante, así lo declara David Endina, vocal de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría para Nius. Mientras otros años la cifra de casos no sufría grandes variaciones, este año se ha experimentado un incremento de hasta el 50%. Una cifra peligrosa, teniendo en cuenta su antelación a otros años.

Foto de un niño en el hospital.
La nueva pandemia afecta a los niños de menor edad | Getty Images

El responsable ha declarado que la epidemia del VRS solía darse en noviembre, con algunos picos en diciembre. Este año, sin embargo, los casos llevan repuntando desde el inicio de octubre y no parecen mejorar con el paso de las semanas.

Y aunque hay quienes se mantienen positivos, lo cierto es que la pandemia todavía no ha llegado al pico de casos. Sin conocer su fin, se espera que todavía sigan detectándose casos de bronquiolitis. Un hecho del que ya se están empezando a notar las consecuencias, "los tiempos de espera ya se han multiplicado incluso para los pacientes graves", señala Endina.

Cada vez es más difícil tratar la bronquiolitis

Una suma de factores ha provocado el descontrol que se está haciendo paso entre las plantas infantiles. El primero de ellos es la combinación de gripe, COVID-19 y la misma bronquiolitis. Siendo otoño e invierno temporadas de lo más complicadas para estas infecciones, no dejan de proliferar sus casos.

Además, la bronquiolitis cuenta con una dificultad difícil de ignorar: prevalece en el sector infantil de la población y requiere de un mayor tiempo de ingreso hospitalario. Según los datos ofrecidos, un lactante con bronquiolitis puede estar desde 4 días hasta semanas ingresado.

Por otro lado, la crisis de pediatras es de lo más notable. La falta de especialistas ha provocado que se duplique el trabajo entre los que ya son pediatras o los especialistas de urgencias. La combinación entre poco personal y poco material está provocando una situación de descontento, tan por parte de los médicos como por parte de las familias.

La gran cantidad de casos ha provocado que los hospitales tengan que hacer un frente común. Por ello, ya se estaría pensando en la posibilidad de sustituir camas adultas por infantiles o suspendiendo cirugías para priorizar a los niños con bronquiolitis.

Médico poniéndose bien un guante azul en la mano
Los hospitales tienen dificultades para afrontar este aumento de casos | Getty Images

El VRS no tiene tratamiento específico

Otro hecho difícil de ignorar es la inexistencia de una vacuna para tratar el VRS. Aunque se valen del uso de tratamientos generales, no pueden suministrarlos a todos los pacientes. Esto se debe a que pueden ser agresivos con niños que sufran otros tipos de patologías de riesgo.

Y la insuficiencia de antibióticos tampoco ayuda a la situación. Al parecer, las farmacias españolas están sufriendo un desabastecimiento de jarabes de amoxicilina. Por lo que, los pediatras deben "jugar" con los fármacos que sí tienen disponibles.

La única solución viable es la prevención, especialmente importante entre los niños más pequeños. Al mínimo síntoma experimentando, es necesario que el paciente se aísle. Asimismo, se recomienda delimitar el contacto entre grupos grandes de personas, sobre todo, durante estos meses.

Tal y como ha declarado Endina, "el virus VRS en un menor de un mes provoca prácticamente con seguridad el ingreso en planta y muchas veces el ingreso en unidades de cuidados intensivos".

¿Qué está provocando la ingente cantidad de casos?

Este problema, además, no está afectado únicamente en España. Se ha detectado un pico en otros países europeos, sobre todo, en países norteños como Suecia o Dinamarca. 

Aunque se desconoce el motivo, el especialista baraja una hipótesis sobre el porqué de tantos casos. El escaso contacto de las mujeres embarazadas con el virus podría ser el culpable de que los neonatos no cuenten con anticuerpos.