Mujer en un supermercado con un carrito de la compra

Alerta en los supermercados: avisan de un popular embutido contaminado por listeria

El consumo de este alimento contaminado puede provocar graves problemas de salud

Nueva alerta alimentaria en España. Si sueles consumir productos cárnicos, presta atención porque podrías exponerte a padecer una enfermedad como consecuencia de su consumo. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha avisado de la presencia de una nueva bacteria contaminante en un lote de embutidos.

En concreto, se trata de un producto de carne de cabeza de cerdo afectado por Listeria monocytogenes. La alerta se ha notificado con el fin de garantizar la retirada del producto contaminado del mercado. 

Avisan de un conocido embutido contaminado con listeria en España

El producto por el que se ha avisado de la alerta se trata de 'Cabeza de cerdo Especial' de la marca Frial. El lote contaminado, procedente de España, es el número 2238402 y con fecha de caducidad el 14/12/2022. 

Según informa el organismo del Ministerio de Consumo, el producto afectado ha sido detectado por el equipo sanitario del País Vasco. Se trata de la principal comunidad autónoma donde se ha distribuido el lote contaminado. No obstante, AESAN no descarta que el producto también se encuentre en otras zonas del país.

El aviso de la alerta ha sido lanzado por el Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), después de haber recibido la información por parte del sistema sanitario vasco.

Montaje embutido cabeza de cerdo, alerta sanitaria
El lote afectado por la alerta es el 2238402 | España Diario TIPS

Las recomendaciones de AESAN

Por el momento, no se ha notificado ningún caso asociado a la ingesta de este producto. No obstante, a través de su comunicado, la AESAN ha lanzado una serie de recomendaciones para evitar posibles afectaciones.

En primer lugar, se recomienda a aquellas personas que hayan comprado el producto indicado, que no consuman el alimento y, si es posible, lo devuelvan a los puntos de venta.

En caso de encontrarse indispuesto después de haber ingerido el producto perteneciente a la alerta, la AESAN aconseja acudir a un centro de salud. Los principales síntomas que se relacionan con la listeriosis son dolor de cabeza, episodios de fiebre, vómitos o diarrea.

No obstante, la ingesta de alimentos contaminados por esta bacteria también puede comportar otros graves problemas de salud, sobre todo para aquellas personas embrazadas, con inmunodepresión o que padecen alteraciones oncológicas.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis es una afección que se transmite a través de productos alimentarios. Se trata de una enfermedad provocada por la bacteria Listeria monoycytogenes. El germen, de gran resistencia, se multiplica fácilmente sin importar demasiado en pH o la temperatura del lugar. Es por eso que reside tanto en el medio natural como en lugares cerrados donde se elaboran los alimentos.

La enfermedad suele ser leve para las personas que no padecen problemas de salud. En estos casos, los afectados pueden sufrir episodios de fiebre, gastroenteritis leve y dolores de cabeza y musculares. No obstante, la mayoría suele pasar la infección sin presentar ninguna sintomatología.

La listeriosis afecta de manera diferente a los niños, las embrazadas, las personas de edad avanzada o aquellas que sufren inmunodepresión. En estos casos, la ingesta de productos contaminados por la bacteria puede alterar gravemente su salud.

Entre algunas de las complicaciones se encuentra la meningitis, septicemia, aborto espontáneo, muerte fetal o parto prematuro. A pesar de ser una afección poco común, su tasa de mortalidad equivale al 30%.

Mano de un doctor sosteniendo un estetoscopio en una sala de hospital
Los síntomas que provoca la listeriosis son dolor de cabeza, fiebre y problemas gastrointestinales | Getty Images

¿Cómo se transmite la enfermedad? 

Principalmente, la listeriosis se contagia a través de la ingesta de alimentos afectados por la bacteria. Según indica ASEAN, el germen suele encontrarse en productos refrigerados listos para el consumo con fecha de caducidad a largo plazo.

En ese sentido, el pescado ahumado, carnes tratadas por altas temperaturas y quesos de pasta blanda son algunos de los productos que podrían verse afectados por la bacteria.

Los alimentos pueden ser infectados en cualquier momento de la manipulación, siempre que tengan contacto con el medio ambiente. La contaminación puede llevarse a cabo a través de otros materiales o utensilios en los que la bacteria esté presente. También se puede producir a través de aerosoles o del personal. 

Siempre dependerá de la persona, pero el tiempo medio de incubación de la enfermedad suele ser de entre 1 o 2 semanas, aunque también puede producirse en días o meses.