Primer plano de la tarrina de un helado

Alerta en España por helados de marca contaminados: piden devolverlos inmediatamente

Las autoridades han ordenado la retirada de los helados afectados de todos los puntos de venta

Nueva alerta alimentaria en España, esta vez de la mano de una conocida marca de helados. Las autoridades españolas han emitido una alerta tras recibir un aviso desde Francia que informaba de la presencia de óxido de etileno en varios lotes de helado.

En este sentido, desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) han desaconsejado el consumo de los productos, si forman parte de los lotes afectados. Eso sí, las autoridades españolas no tienen constancia de ningún caso relacionado con esta alerta alimentaria en nuestro país.

Alerta por conocidos helados de marca contaminados en España

Tal y como ha señalado la AESAN, se ha detectado la presencia de óxido de etileno en algunos lotes de helado de la popular marca Häagen-Dazs. El producto afectado es el helado de vainilla de 460 ml, en formato de tarrina. La presencia del elemento se debe al uso de extracto de vainilla de Madagascar, el cual es usado durante la elaboración del helado.

Montaje alerta alimentaria helado
Se recomienda abstenerse de su consumo | España Diario TIPS

Las autoridades han declarado que esta alerta engloba a unos lotes en concreto: 4146758, 4156565, 4157457, 4163546, 4169920, 4172653, 4167054, 4222694, 4240220, 4246885 4284604, 4287990. Todos ellos con 15/07/2022 y 16/05/2023 como fechas de consumo preferente y procedentes de Francia.

Por ello, se recomienda encarecidamente que se consulte si los consumidores poseen alguno de los citados. El descubrimiento ha sido posible gracias a la acción conjunta entre la AESAN y las autoridades competentes de Francia, siendo estas últimas las encargadas de anunciar sus hallazgos mediante la Red de Alerta Alimentaria Europea (RASFF). 

El riesgo de sufrir una exposición prolongada al contaminante

Para entender mejor la magnitud de esta alerta, es necesario aclarar que el contaminante tiene graves consecuencias sobre nuestra salud. Este líquido o gas incoloro tiene un olor dulce, muy parecido al éter. Y aunque la UE tenga prohibido su uso en alimentos, lo cierto es que se ha detectado su presencia en productos importados desde otros países.

Hace tan solo un año, la Unión Europea tuvo que retirar más de 7.000 productos por la presencia de este compuesto. Por aquel entonces, detectaron el contaminante en numerosas partidas de semillas de sésamo procedentes de la India.

Helado de vainilla en un bol
El verano pasado ya se detectaron helados contaminados por este producto | Getty Images

Como recoge el Ministerio de Salud, este tipo de óxido es tóxico para los humanos y engloba un gran número de riesgos en el caso de sufrir una exposición a este. Además, aseguran: "El óxido de etileno está clasificado como un posible mutágeno, posible carcinógeno y posible tóxico para la reproducción. Esta es la razón por la que está prohibido su uso en la UE desde hace más de 20 años."

Entre los síntomas más comunes se encuentra la irritación de las vías respiratorias y trastornos neurológicos o en el aparato digestivo. Todos estos siempre dependen del nivel de exposición, el cual, mediante alimentos, suele ser muy reducido.

Ningún caso de intoxicación en España

Por el momento, no se ha detectado ningún caso relacionado en España, pero tampoco se descarta que pueda suceder en un futuro. De todos modos, esta alerta ha sido transmitida al Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), con la intención de que confirme que los lotes hayan sido retirados de todos los puntos de venta en España.

Alerta por contaminación en una fábrica de chocolate

Recientemente, una reconocida fábrica de cacao de la empresa suiza Barry Callebaut, situada en Wieze (Bélgica) se vio obligada a cerrar sus puertas, al menos de forma temporal. El motivo fue la detección de lotes de chocolate contaminados por salmonela, cuyo origen podría estar en la lecitina utilizada para fabricar los productos.

En este caso, fueron los mismos trabajadores de la fábrica los que identificaron los lotes contaminados y avisaron a las autoridades competentes. El suceso recuerda muchísimo a lo ocurrido a principios de este año, cuando una conocida marca de chocolates tuvo que retirar miles de productos por posible contaminación.