Balcones oscuros en un bloque de viviendas de varios pisos de altura

La Agencia Tributaria envía una indicación a los españoles con vivienda en propiedad

Quedan exentos de pagar el IRPF si se produce una circunstancia

Muchos españoles pueden ahorrarse el pago de impuestos muy cuantiosos de forma totalmente legal. Así lo confirma la misma Agencia Tributaria, que ha señalado en qué caso se puede ahorrar la obligación de abonar el IRPF. Se trata de un supuesto legal, en el que los ciudadanos quedan exentos de pagar el tributo, tal y como explica la Agencia Tributaria.

Esta situación se produciría cuando la diferencia entre el coste original del inmueble y el precio de venta se dedica a la compra de otro. En cualquier caso, será preciso que también se cumplan una serie de condiciones para disponer de este derecho.

En la sede electrónica de Hacienda explican que la exención será posible si se satisface otro requisito. Y es que tanto la vivienda de la que se desprendan como la adquirida o rehabilitada cuente con la consideración de vivienda habitual.

Como vivienda habitual se considera a la "edificación en la que el contribuyente resida un plazo continuado de al menos tres años". También es preciso que se habite de forma "efectiva y con carácter permanente por el propio contribuyente" en un máximo de doce meses. Este periodo empezará a contar desde que se realiza la compra o finalizan las obras.

El otro 'truco' que nos librará del pago del IRPF en España

Aparte de esto, también nos requieren el cumplimiento de otra medida para no tener que afrontar el IRPF al vender una vivienda. La Agencia Tributaria aclara que la "reinversión del importe obtenido en la enajenación" deberá realizarse en un periodo máximo de dos años. Será desde que se vende hasta que se compra.

Conjunto de viviendas
Es importante conocer todas las excepciones para ahorrar el pago de impuestos como el IRPF | Getty Images

Es preciso explicar que dicha reinversión puede ser parcial o total. Puede darse la situación de que la cifra de la reinversión resulte inferior al total conseguido en la enajenación. De ser así, únicamente se excluirá de gravamen la parte proporcional de la ganancia patrimonial que corresponda a lo reinvertido.

Como suele ser habitual en este tipo de casos, el interesado es el que debe de estar muy atento a la no aplicación del impuesto. Principalmente porque la exención no se efectúa de forma automática.

En Hacienda señalan que debe reclamarse. Es el propio contribuyente el que debe confirmar su intención de acogerse a la misma, apuntan.

Bajada del IRPF para los trabajadores

Hace unas semanas los trabajadores recibían una buena noticia en lo que se refiere al impuesto del IRPF. El Gobierno anunciaba una disminución del mismo, que beneficiaría a casi la mitad de los trabajadores. Es decir, sobre todo los que presentan unas rentas inferiores a los 21 000 euros anuales.

La ministra de Trabajo aseguraba que la intención era reclamarle un "mayor esfuerzo a las rentas más elevadas". Sobre todo los que ingresaban a partir de 200 000 euros. Entendía que deben "pagar más quien más tiene".

La titular de la cartera de Hacienda, María Jesús Montero, señaló que incrementarán los tipos en el IRPF que gravan las rentas del ahorro. También incorporaban por primera vez y de manera temporal un impuesto para los ricos.

Una persona contando billetes de 50 euros con fondo oscuro
El Gobierno anunció hace semanas una bajada de impuestos a los trabajadores | Getty Images

Durante dos años aplicarían una tasa de solidaridad a los grandes patrimonios de más de 3 millones de euros. Desde el Gobierno confían en recaudar con dicho impuesto unos 1500 millones de euros procedentes de unos 23 000 contribuyentes.

En lo que se refiere a las rentas más bajas, estos también se quedarán exentos de afrontar el IRPF. La ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda también abordaba las novedades para los que menos ganasen. "Reduciremos el peso de las rentas del trabajo con una medida que beneficiará al 50% de los contribuyentes, sobre todo a los que menos cobran".

Desveló que "hasta los 15 000 euros no pagarán nada vinculado a las rentas del trabajo". Sin lugar a dudas, una buena noticia para los profesionales con menos recursos.