Primer plano de una mano sujetando el mando del aire acondicionado

Los 5 trucos para poner el aire en verano sin que te suba mucho la factura de la luz

El aire acondicionado es muy necesario en verano

El aire acondicionado es el electrodoméstico más querido y odiado de nuestro hogar al mismo tiempo. Esto se debe a que nos proporciona frescor en verano, pero aumenta de forma considerable la luz. El aire acondicionado es de los electrodomésticos que más luz gastan, y esto no es ningún secreto.

Sin embargo, hay días en los que encenderlo es estrictamente necesario. Sobre todo, en esas tardes de verano en las que ni se puede abrir la ventana. Debido a que quitarlo no es una opción, lo mejor es hacer un uso óptimo del mismo para sacarle el máximo partido.

Eso sí, teniendo en cuenta también la factura que llegará a fin de mes. Por este motivo, estos cinco consejos pueden resultar claves a la hora de cuadrar tu presupuesto. Y es que sí, ¡es posible usar el aire acondicionado sin dejarse un dineral!

Los 5 trucos para ahorrar poniendo el aire acondicionado

Las palabras ahorro y aire acondicionado no parecen ir de la mano. No obstante, aún quedan algunos trucos que puedes poner en práctica para intentar que se conviertan en sinónimos.

1. Coloca la temperatura a un nivel óptimo

A pesar de que el aire acondicionado es uno de los elementos más conocidos de nuestro hogar, todavía no sabemos bien cuál es la temperatura óptima a la que debemos colocarlo. Sobre todo, si buscamos un ahorro.

Una mano con un mando del aire acondicionado seleccionando la temperatura
El aire acondicionado debe estar en la temperatura más adecuada | Getty Images
El aire acondicionado debe estar en la temperatura más adecuada | Getty Images

En el caso de que tengas termostato digital, debes fijarte bien en su temperatura. Para ahorrar, lo recomendable es que esta se encuentre entre los 26 y los 27 grados. Si lo pones a esa temperatura y tienes demasiado calor, quizá sea un buen momento para revisar la instalación del aparato, así como sus filtros.

2. El mejor momento para encenderlo

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta, en el caso de querer ahorrar en luz, es en qué momento es mejor encender el aire acondicionado. En la actualidad, lo suyo es evitar, en la medida de lo posible, hacerlo en los tramos horarios que resulten más caros.

Además, un buen truco consiste en no tenerlo encendido si no estamos en la vivienda. Otro consejo es asegurarse de que el piloto rojo que siempre está encendido quede apagado a la vez que el aparato. Así ahorrarás en el consumo.

3. Revisa los filtros de forma periódica

La limpieza y los filtros son dos cosas que debes tener muy en cuenta para que el aire acondicionado no gaste de más. En este sentido, limpiarlos dos veces al mes hará que notes la diferencia.

Un técnico con gafas revisando el aire acondicionado
Revisar el estado de los filtros es muy importante | Getty Images

Con esta limpieza, obtendrás una mejor eficiencia energética y mayor calidad del aire. Además, llevarla a cabo es muy sencillo, por lo que no te tomará demasiado tiempo. Para hacerlo, basta con levantar la tapa del aire, apagarlo y lavar los filtros con una mezcla de agua y jabón neutro; después, deja secar.

4. Ventila tu casa de forma adecuada

La ventilación es otro de los trucos que tener en cuenta si quieres terminar ahorrando en luz. A través de este método, conseguirás renovar el aire del interior del hogar.

Para hacerlo de forma óptima, recuerda no mantener las ventanas ni las puertas abiertas mientras esté encendido el aire acondicionado. Lo mejor es ventilar a primera hora de la mañana creando corrientes de aire.

5. Determina su calificación energética

A la hora de elegir entre uno y otro aire acondicionado, una de las cosas en las que te debes fijar es en su calificación energética. Esto te puede ayudar a ahorrar bastante a final de mes.

Una mano con un mando del aire acondicionado seleccionando la temperatura

Lo más recomendable es hacerte con un aparato de calificación A+++ y tecnología invertir. Así, no permitirá picos de corriente, reduciendo el consumo.