Coches circulando con un temporal de nieve

No es tan fácil como parece: los 5 consejos de la DGT para conducir con nieve

Lo que debes tener en cuenta si te encuentras con un temporal de nieve en la carretera

Aunque este año la nieve ha tardado en llegar, los paisajes blancos ya inundan algunas de las zonas del país. Esto significa que muchos aprovecharán estos días para visitar las estaciones de esquí o ir a disfrutar de las primeras nevadas.

Unos días en los que también es muy importante prestar especial atención en las carreteras. Pues, los desplazamientos en esta época del año pueden llegar a complicarse y aumentar el riesgo de sufrir un accidente. En este sentido, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha compartido algunas pautas a tener en cuenta a la hora de conducir con nieve.

Nieve en la carretera: lo que debes tener en cuenta

Coger el coche puede convertirse en una auténtica pesadilla cuando las condiciones meteorológicas no son las más óptimas. Ahora, nos encontramos en uno de los momentos del año en el este hecho puede acentuarse debido a las carreteras nevadas o heladas. Por eso, es importante saber bien cómo actuar ante estas situaciones.

En primer lugar, es evidente que la mejor solución ante un posible temporal de nieve, es cancelar el desplazamiento. Si el viaje no es urgente o puede aplazarse, la DGT recomienda no coger el coche para evitar riesgos.

Imagen de una carretera en pleno temporal de nieve
En caso de nevada, lo mejor es aplazar el viaje hasta que mejore el temporal | EFE

En caso de duda, una buena opción es consultar previamente el pronóstico meteorológico y el estado de las carreteras de la zona. Y, para ir a lo seguro, Tráfico aconseja instalar neumáticos de invierno o llevar un juego de cadenas en el maletero por si la ocasión lo requiere.

Los 5 consejos de la DGT para conducir con nieve

Si te topas con un temporal de nieve en medio de la carretera, será imprescindible adaptar la conducción para evitar posibles accidentes. No obstante, ¿tienes claro como debes actuar? Estos son los 5 consejos que ha compartido Tráfico:

1. Aumentar la distancia de seguridad

Cuando la carretera presenta nieve o hielo, el efecto de los frenos puede volverse contraproducente y provocar que el coche patine. Por eso, es imprescindible aumentar la distancia de seguridad con los demás vehículos. De esta manera, tendrás un mayor margen para actuar en caso de notar que pierdes el control del automóvil.

Imagen de varios coches tapados completamente por la nieve durante el temporal Filomena en Madrid
Tráfico aconseja instalar neumáticos de invierno o llevar un juego de cadenas | GTRES

2. Conducir con suavidad

Con el acelerador y el uso del volante pasa lo mismo que con los frenos. En este sentido, cuando se coge el coche en estas condiciones, es muy importante mantener una conducción suave. Evita los acelerones, los volantazos y los frenazos exagerados.

3. Utilizar marchas largas

Otra de las recomendaciones de la DGT es utilizar marchas largas e, incluso, llevar una marcha más de la que tocaría. Según el organismo, esto ayudará a disminuir el riesgo de patinaje.

4. Evitar acelerar y frenar sobre las placas de hielo

Si te encuentras con una placa de hielo en la carretera y no tienes la posibilidad de esquivarla, para atención. Lo mejor en estos casos es quitar el pie del acelerador y pisar el freno cuando ya hayas pasado la placa.

5. Evitar salirse de las roderas

Por último, debes conducir siempre dentro de las delimitaciones marcadas en las vías, ya que se trata de la zona en la que hay mayor adherencia. Si ves que la situación lo requiere, puedes colocar las cadenas en las ruedas motrices para continuar tu viaje de forma segura.

Imagen de una autopista de Madrid nevada
En caso de nevada, es muy importante mantener una conducción suave | EFE

Los 4 niveles de dificultad por nieve

La DGT ha establecido cuatro niveles por colores para identificar la gravedad del estado de las vías en caso de nevada. 

1. Nivel Verde

Es el nivel que se aplica cuando empieza a nevar. Los conductores deben circular a un máximo de 100 km/h en autopistas y autovías, y a 80 km/h en otras vías. Los camiones deben ir por el carril de la derecha y no pueden realizar adelantamientos.

2. Nivel Amarillo

Cuando la carretera está poco cubierta, los conductores deben reducir la velocidad a 60 km/h. En este estado, se prohíbe la circulación a camiones y vehículos articulados.

3. Nivel Rojo

Cuando la carretera está cubierta de nieve se prohíbe la circulación a camiones, autobuses, y vehículos articulados. Es obligatorio el uso de cadenas o ruedas específicas para la nieve y la velocidad máxima será de 30 km/h.

4. Nivel Negro

Queda prohibida la circulación de todos los vehículos. En caso de quedarse atrapado en medio de la carretera y no haber ningún municipio cerca, deberá permanecer en el interior del coche.